Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento de Eslovaquia aplaza la declaración de independencia

ENVIADA ESPECIAL La iniciativa sobre la declaración de independencia de Eslovaquia, que forma parte de la República Federativa Checoslovaca, fue excluida ayer del orden del día por el Parlamento eslovaco en Bratislava. Tras intensas negociaciones multipartidarias, se acordó "discutir el terna de la soberanía" a fines de esta semana.

La propuesta para declarar la independencia fue llevada a la Asamblea General por 34 parlamentarios del Partido Nacional Eslovaco (SNS), la Iniciativa Civil para una Eslovaquia Independiente (HzDS) y parte del Partido Verde. En contra están parte del Movimiento Democristiano (KHD) y los Ciudadanos contra la Violencia (VPN). La declaración -que se contradice con la Constitución- debe conseguir los tres quintos de los votos para ser aprobada.

Según encuestas recientemente publicadas un 72% de los cinco millones de: eslovacos están en contra de la secesión. En esta república el paro es el doble que en la checa y se vive una grave crisis económica. La industria pesada y, de armamento que ya está condenada a muerte, se colapsaría de inmediato en caso de cortar los lazos con Praga.

Por otra parte las minorías que viven en la república eslovaca también se han visto amenazadas por la ola nacionalista y han apelado al presidente checoslovaco, Václav Havel, por su seguridad. En Checoslovaquia viven 600.000 húngaros y pequeños grupos de polacos, ucranianos, alemanes y judíos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de septiembre de 1991