Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Para Colombia, fue el "toque-toque en la zona candela"

"Michel, en la 'zona candela' del pibe", tituló el diario El Tiempo, en primera página, en su edición del pasado martes. Este periódico, el más importante del país, fue el primero en hablar y en publicar la foto del insólito toque del jugador del Real Madrid a la estrella del fútbol colombiano. Desde entonces este escándalo se convirtió en motivo de comentarios, bromas, caricaturas y cotilleos en las esquinas. "El toque-toque del Real Madrid", tituló al día siguiente, con gran despliegue, también en primera página, el matutino La Prensa.Pero como lo afirmó este diario lo que en España ha sido visto como un escándalo social, en Colombia no ha pasado de ser una inspiración para el mamagallismo (hacer burla con sarcasmo). El diario El Tiempo del miércoles le dedicó su caricatura. Aparece Michel tocando los genitales del pibe mientras piensa "ahora sí entiendo la potencia de los colombianos". Abajo, como explicación, se lee: "Esta caricatura estaba de bola a bola".

Fernando Cano, uno de los directores del diario El Espectador, aprovechó el hecho para hacer, en su columna Cartas sobre la mesa, un recuento de todos los males que afectan en este momento a Colombia, lanzarle dardos al Gobierno y rematar diciendo: "Pero eso de que al pibe Valderrama, tan noble que es, le hayan agarrado las ibidem, eso sí que nos duele a todos". La nota va acompañada de la fotografía de un grupo de fútbolistas, todos en actitud de estar protegiendo sus partes nobles; uno de ellos advierte a los otros: "¡Pilas...

¡Ahí viene Michel!". En tono jocoso Fernando Cano dice que la hinchada del pibe debe demostrar su solidaridad con algo simbólico y perenne'. "Algo así, como por ejemplo,sacar los suspensorios del futbolista y ondearlos al aire a las doce del mediodía, mientras se entona el himno nacional". Cano agrega en el mismo tono de broma: "Si no nos pronunciamos con energía contra el intervencionismo español, ahora que nos aproximamos a recordar los 500 años del descubrimiento, es como si le estuviéramos diciendo otra vez que sí, que vengan y nos cojan las tierras, los indios, las patatas, los ríos, el oro, las esmeraldas y todas las otras cosas que abusivamente nos cogieron los antepasados de Michel".

Humor con altura

Los comentarios y las notas han sido de todos los colores y matices. Así como los grandes diarios han utilizado el hecho bochornoso para hacer comentarlos de humor con altura, a los periódicos amarillistas se les ha ido un poco la mano. "¡Ay mis huevos!", tituló a toda página el vespertino El Espacio.

Los informativos de la televisión y la radio no se han quedado atrás en sus comentarios. Los primeros han pasado una y otra vez en cámara lenta, las escenas del manoseo. Los segundos han dedicado toda la semana sus noticias con los corresponsales desde España.

Y no todo han sido bromas. A raíz del escándalo los colombianos han conocido en detalle la vida y obra de Michel, personaje hasta ahora sólo conocido por los hinchas del fútbol. Además creció la admiración por el pibe Valderrama, junto a Higuita, uno de los ídolos del país. %Fue una mano sin querer?, ¿un regreso atávico a la provocación que el trópico ejerce en las razas europeas?, ¿o simplemente un acto de desafío agresivo para promover un incidente?'. El diario El Tiempo llegó a plantear estas preguntas en un editorial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de septiembre de 1991