El Gobierno chileno impide que un partido de derechas condecore a Pinochet

El Gobierno chileno logró evitar que un partido de derechas condecorara por su obra durante el régimen militar al jefe del Ejército, el general Augusto Pinochet, que ayer celebró el 18º aniversario del golpe de Estado que encabezó en 1973.

El once, como es llamada en Chile esta fecha, un día de festejos para unos y de dolor para otros, fue nuevamente una jornada de contrastes: mientras los pinochetistas dieron vivas al anciano ex dictador, izquierdistas y parientes de víctimas de la represión marcharon por Santiago hasta la tumba del ex presidente Salvador Allende, en cuya tumba arrojaron flores y entonando el eslógan "¡Clamor popular. Que se vaya el chacal [Pinochet]!".Por segundo año consecutivo, el jefe del Estado, Patricio Aylwin, permanecio en un punto lejano del país durante esta fecha. Aylwin, que en 1973 fue líder de la oposición al derrocado Gobierno de Allende, está en una visita que se prolongará hasta hoy en Isla de Pascua, situada a 3.700 kilómetros del continente. En el aniversario de 1990 estuvo casi tan lejos: en la Antártida.

En la víspera estallaron cuatro bombas de escasa potencia en lugares periféricos de Santiago y un pequeño grupo de militantes de extrema izquierda desfiló armado. Un policía y tres estudiantes resultaron heridos leves y los carabineros detuvieron a 64 personas durante disturbios por la ratificación del once como día de asueto. Los partidos de derechas han impedido en el Parlamento en dos ocasiones iniciativas para declarar día hábil esta fecha. Aunque ayer fue día festivo, el Gobierno trabajó normalmente.

El ministro de Defensa, Patricio Rojas, evitó que el partido más cercano al régimen militar, la Unión Demócrata Independiente (UDI), concediera a Pinochet la medalla Jaime Guzmán, nombre del senador de derechas muerto en un atentado terrorista en abril. En una carta a la UDI, Rojas rechazó este galardón porque "cruza peligrosamente la línea de apoliticismo de nuestras Fuerzas Armadas" y sienta un "peligroso precedente" a los partidos, que podrían condecorar en forma selectiva a otros militares. La UDI cambió la condecoración por una fotografía de una estatuta de Lenin derribada en la URSS.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción