Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moscú asegura que Bush revisará las restricciones del COCOM

El presidente norteamericano, George Bush, aceptó, en principio, revisar las normas del COCOM (Comité de Coordinación para el Control de Exportaciones Multilaterales), que restringen la venta de productos de alta tecnología occidental a la Unión Soviética, según el viceprimer ministro soviético, VIadimir Sheherbakov. Según un despacho de la ágencia oficial Tass, Shcherbakov asegura que el tema fue discutido durante la reciente cumbre, celebrada en Moscú, entre Bush y Mijaíl Gorbachov."AIcanzamos una comprensión mutua sobre que las restricciones del COCOM son injustificadas en las actuales circunstancias", afirma el funcionario. "El presidente Bush dijo en principio que ya era tiempo de tomar medidas para resolver este problema", añade Shcerbakov.

El COCOM, que tiene su base en París, se fundó en 1949.para prevertir cualquier exportacion a la URSS y a sus aliados comunistas de alta tecnología occidental que pudiera ser utilizada con fines militares. A pesar del fin de la guerra fría, su normativa continúa vigente.

Viaje de Yeltsin

Por su parte, el presidente de Rusia, Borís Yeltsin, y su primer ministro, Iván Siláyev, iniciaron ayer una visita de cuatro días a la provincia petrolera de Tiumén, en Siberia. Mientras el líder soviético, Mijaíl Gorbachov, llegaba a Crimea, en el sur de la URSS, dando comienzo a sus vacaciones.Siberia da la mayoría del gas y petróleo que produce la URSS y de ella se extrae casi la quinta parte de los combustibles del planeta. Sin embargo, la zona atraviesa por una seria crisis, que se ha traducido en una drástica disminución de la extracción de crudo.

La crisis afecta a todas las esferas, desde la construcción, a las exploraciones geológicas, y, por si fuera poco, las tensiones sociales han aumentado considerablemente. Estas tensiones se han traducido en manifestaciones espontáneas de los trabajadores del petróleo, que piden mejores condiciones de vida y un abastecimiento normal de productos. Si no se ha llegado a la huelga, como ocurrió en las minas del carbón, es porque el Gobierno permite de vez en cuando a las empresas petroleras vender directamente al extranjero parte del crudo y, con el dinero obtenido, comprar víveres y artículos de amplio consumo.

Los habitantes de Tiumén confían en que Yeltsin firme durante la visita los documentos que han preparado con el fin de crear en Tiumén una zona económica, especial. "No se trata de ambiciones regionalistas. Vendemos recursos irrecuperables y es necesario que el pago sea adecuado", dice Ytiri Shafránik, presidente del Sóviet provincial.

Por otra parte, hoy comienza en Moscú el pleno del Comité Central del Partido Comunista de Rusia (PCR), encabezado por el ultraconservador Iván Polozkov.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de agosto de 1991