Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Disminuyen las subvenciones de Asuntos Sociales a programas en cárceles y marginados

El Ministerio de Asuntos Sociales ha repartido este año los 8.527 millones de pesetas (1.500 más que el año pasado) procedentes del 0,5% de la cuota íntegra del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) de 1989 entre 309 programas de carácter social, presentados por un total de 129 asociaciones no gubernamentales. Cruz Roja y Cáritas siguen siendo las organizaciones más beneficiadas, y por programas, aumentan las subvenciones a aquellos destinados a ancianos, mientras disminuyen notablemente los de atención en cárceles y población marginada.

La ministra de Asuntos Sociales, Matilde Fernández, decidió suspender ayer la conferencia de prensa en la que cada año por estas fechas da a conocer la distribución de los recursos del IRPF para fines de interés social, una vez que fuera publica da dos días antes en el Boletín Oficial del Estado. La cantidad que los españoles han dedicado a fines de interés social -la otra opción corresponde al impuesto religioso- ha crecido en esta ocasión alrededor de 1.500 millones de pesetas respecto a la declaración de 1988. A este epígrafe se destinan tanto las declaraciones que así lo explicitan, marcando la cruz en la casilla correspondiente, como aquellas que lo dejan en blanco.Las ayudas financiarán un total de 309 programas sociales (el año pasado fueron 161) elegidos entre los 1.430 que fueron solicitados. El número de organizaciones no gubernamentales beneficiadas también ha aumentado, pasando de 81 en 1990 a 129 en 1991. De ellas, 17 han obtenido ayudas por encima de los 100 millones de pesetas, repitiendo Cruz Roja la cabecera de la lista, con 2.670 millones de pesetas de los más de 6.000 solicitados por esta organización.

Cáritas se sitúa en segundo lugar, con una subvención de 401 millones, un centenar más que el año pasado, aunque sus responsables consideran que aún las cantidades son insuficientes para llevar a cabo las labores sociales que realizan. Por el contrario, las Hermanitas de Ancianos Desamparados ya han expresado su público agradecimiento por haber recibido este año un total de 285 millones de pesetas.

Programas para ancianos

Por programas, siguen primando aquellos dedicados a ancianos, a los que se han dedicado 2.342 millones de pesetas (27%). Les siguen los correspondientes a minusvalías, algo más favorecidos que en 1990, con 1.500 millones (17%) y los de mujeres, con 813 millones. (9,5%). Los programas para la infancia suponen algo más de 1.000 millones (12%); los, de jóvenes, 1.400 (16%), y los destinados a tratamiento de drogodependencias pasaron de 706 a 750 millones (8,81%). Las actuaciones en el campo del sida han Obtenido un total de 266 millones (3,13%).

La financiación de programas destinados a población marginada y a la atención en las cárceles ha disminuido notablemente respecto a 1990. El año pasado estos epígrafes, a los que se sumó la atención a enfermos de sida, contaron con 1.091 millones de pesetas, mientras que este año, y aun incorporando la cantidad destinada al sida -desglosada aparte-, asciende a 493 millones de pesetas.

También han descendido ligeramente las subvenciones a colectivos gitanos, algo más de 200 millones el año pasado y 192 en éste. Los responsables de Presencia Gitana, asociación a la que han correspondido 10 millones, han considerado esta asignación "miserable y discriminatoria". Su portavoz, Manuel Martín, ha declarado que la política social de Asuntos Sociales, además, "discrímina al resto de las minorías étnicas que viven en España", al subvencionar únicamente a asociaciones de gitanos, informa Servimedia.

El reparto efectuado este año ha favorecido con 72 millones de pesetas (62 más que el año pasado) a dos programas presentados por la Unión General de Trabajadores (UGT) y con destino a mujeres y prevención de la drogadicción. Estos programas, que han concurrido en igualdad de condiciones que otros presentados por asociaciones sin fuentes de financiación propias, han sido subvencionados dado que el sindicato cumple la condición de ser una organización no gubernamental, según fuentes de Asuntos Sociales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de agosto de 1991

Más información

  • La recaudación del 0,5% del IRPF aumentó en 1.500 millones de pesetas