Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irak rechaza el plan de la ONU que le permite vender petróleo

Nueva York / 'Bagdad

El representante iraquí ante las Naciones Unidas, Abdul Amir al Ambari, afirmó ayer que su país rechaza la propuesta de resolución que baraja el Consejo de Seguridad de la ONU sobre permitir a Irak la venta de parte de su petróleo. "Esta no es, de ninguna manera, una resolución humanitaria para permitir al pueblo iraquí adquirir sus necesidades básicas para uso civil sino una resolución punitiva", declaró Ambari.En Bagdad, el ministro de Comercio, Mohamed Mehdi Salé, señaló que lo que pretende la ONU con la resolución es derrocar al presidente Sadam Husein a través de la "hambruna y la destrucción del pueblo iraquí". El proyecto de resolución prevé que los compradores del crudo iraquí paguen directamente a la ONU por éste. La organización, posteriormente, dedicaría una parte de los ingresos a la compra de alimentos, medicinas y otras productos de uso civil indispensables. El resto del dinero estaría destinado a pagar las obligaciones de guerra contraídas por Irak según las diversas resoluciones de la ONU aprobadas desde su invasión de Kuwait, el 2 de agosto de 1990. "Se trata de una injerencia que pretende, posteriormente, provocar una auténtica hambruna en el país", añadió Mohamed Mehdi Salé en sus declaraciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de agosto de 1991