Algo nuestro se quema

EL PAÍS, Desde el uno de enero de este año hasta el 28 de julio habían ardido en España 80.260 hectáreas de bosque y matorral, sin contar las miles de hectáreas que se han quemado en los últimos grandes. siniestros, como el de la zona de Buñol en Valencia o el de la sierra de la Culebra, en Zamora. Esta cifra, facilitada por el Instituto para la Conservación de la Naturaleza (lcona), es menor a la registrada en el mismo periodo de 1989 y 1990, pero los efectos de los incendios forestales de este año son muy graves si se comparan con los datos registrados a finales de julio de 1988 (21.129 hectáreas quemadas) o la superficie calcinada hasta el mismo periodo de 1987 (28.216 hectáreas).

Más información

En lo que va de 1991 el fuego ha arrasado más de 36.602 hectáreas de bosque y arbolado, más de la mitad de lo destruido durante 1990 hasta el 15 de octubre (66.517 hectáreas). En cuanto al número de incendios, hasta el 28 de julio se habían declarado 4.337, el doble que en 1987 y el triple que en 1988, aunque unos 1.500 menos que el pasado año. En 1990, la superficie calcinada fue de 200.658 hectáreas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de agosto de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50