Cartas al director
i

Operación estrechez

Hojeando el periódico el pasado 6 de julio, me topo con un titular que atrae de inmediato mi atención. En Cádiz, 15 médicos en paro rechazan trabajar en la Operación Paso del Estrecho.Rápidamente me sumerjo en las primeras líneas y voy leyendo. Se trata de un contrato de tres meses de duración para seis médicos, y el ofertante es el Inem.

Surge la pregunta: ¿por qué nadie acepta?, y sigo leyendo. La noticia no habla de sueldo ni de condiciones de trabajo -si lo dijera, creo que esta carta no tendría sentido-, pero añade que son "contratos de prácticas" -¡Aja tinaja! ¡Ahí le duele!-.

Al ser de "prácticas" seguro que exigen mucho y pagan poco, pero, bueno, al fin y al cabo, todos hemos empezado la profésion más o menos explotados. Mas mi asombro se colma cuando leo que se pide antigüedad de tres años en la profesión del título. de médico. ¿En qué quedamos? ¿Es de "prácticas" o se exigen "canas"? ¿Hay que llevar tres años rascándose la barriga para luego poder trabajar, aunque sea de prácticas?

Ahora me explico que nadie quiera. En verano, entre unas sustituciones y otras, pueden trabajar muchos médicos parados, sobre todo si tienen más de tres años de antigüedad. ¿Quién iba a aceptar un contrato de prácticas? Sólo un licenciado con muchas ganas de trabajar lo aceptaría, y resulta que a ellos no los quieren.

Señores responsables del invento: si quieren dar cobertura sanitaria a un grupo numeroso de personas en condiciones difíciles, como son los magrebíes en tránsito estival por el Estrecho, tienen que gastarse los cuartos.

Tanto da si son magrebíes como si son finlandeses; cuando una persona está enferma, necesita un médico (con mayúsculas) y cuando un licenciado en Medicina General y Cirugía (que dice el título) se pone delante de un enfermo, diagnostica, prescribe y rubrica, no está haciendo prácticas. Está haciendo medicina, y su responsabilidad es tan grande si tiene tres años de antigüedad como si tiene 30 o si está recién graduado y sólo tiene el resguardo de haber abonado los derechos del título.

Todo lo demás son ganas de explotar y de insultar a un colectivo de universitarios que se enfrentan a una situación laboral precaria tras muchos años de estudio y esfuerzo.

Recuerden: el médico es médico desde que se colegia hasta que le ponen el pijama de madera, y, si quieren Operación Paseo del Estrecho, no se anden con estrecheces.- vocal de médicos sin plaza fija de la Federación Sevillana de Sindicatos y Asociaciones Médicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de agosto de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50