Solchaga será el nuevo presidente del Comité Interino del Fondo Monetario Internacional

El ministro de Economía y Hacienda español, Carlos Solchaga, será el nuevo presidente del Comité Interino del Fondo Monetario Internacional (órgano ejecutivo de esta institución internacional). Como tal, presidirá la asamblea anual del Fondo, que se celebrará el próximo 13 de octubre en Bangkok (Thaitandia) y la reunión de primavera de Washington. La candidatura de Solchaga fue propuesta por la CE en el Ecofin (consejo de ministros de Economía) del pasado 8 de julio y respaldada por la cumbre de países iberoamericanos en la declaración de Guadalajara (México).

Carlos Solchaga sustituirá al ministro canadiense, Michael Wilson, en la presidencia del Comité Interino del FMI. Wilson dejó este cargo en la última reunión de primavera del Fondo, pues había cesado como ministro de Economía para hacerse cargo de Comercio. Ya en la reunión de abril en Washington se barajó el nombre de Carlos Solchaga como posible candidato, pues el FMI quería que la presidencia del Comité Interino recayera en algún país europeo y, a diferencia de todas las presidencias anteriores, que fuera un país no integrado en el Grupo de los Siete (Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia).La incógnita a despejar en la reunión de Bangkok es si Solchaga, como presidente del Comité Interino, podrá participar o no en las reuniones de los ministros de Finanzas del Grupo de los Siete, tal como ha ocurrido con todos sus antecesores en el cargo desde que, en 1974, se constituyó este órgano de representación limitada en el Fondo Monetario. La presencla del FMI en las reuniones de otoño y primavera del grupo de países más ricos del mundo estaba hasta ahora garantizada pues los anteriores presidentes del comité eran al mismo tiempo ministros de Economía de uno de los países del G7.

22 'sillas'

El Comité Interino es el órgano ejecutivo del Fondo Monetario. En él están representados los 155 países miembros del FMI en grupos de 22 sillas. La mitad de esas 22 sillas corresponden a países industrializados y la otra mitad a países en desarrollo.Así, España comparte una de esas sillas con cinco países latinoamericanos entre los que se encuentran México y Venezuela. La representación de cada grupo de países es rotatoría por un período de dos años, y ahora recae en el español Ángel Torres, que es el director ejecutivo de la silla de los seis países hispanos. Su antecesor, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, era el director suplente pues la representación del grupo de países corría a cargo de Venezuela.

Una de las funciones del Comité Interino es decidir cuándo y en qué cuantía puede el FMI conceder una transferencia de fondos a un país en desarrollo. Este organismo también analiza, en las dos reuniones anuales, las tensiones monetarias que se aparezcan para intentar solucionarlas, generalmente con la colaboración del G-7.

El nombramiento de un ministro de firíanzas como presidente de este Comité no se hace a plazo fijo, aunque generalmente cada mandato tiene una duración de dos o dos años y medio. Con todo, deberá dejar el cargo antes, si cesa en sus funciones como ministro de Economía de su país como ha ocurrido con su antecesor, Michael Wilson.

Madrid, sede del FMI en 1994

Esto significa que Solchaga, si continúa como ministro de Hacienda los próximos años, podría presidir el órgano ejecutivo del Fondo Monetario Internacional en la asamblea que se celebrará en Madrid en el otofio de 1994. En el caso de que antes abandone la cartera de Economía, la presidencia pasará al responsable de finanzas de otro país, con toda probabilidad no europeo, pues la rotación de este cargo tiene en cuenta, entre otros factores, los geográficos.El ministro de Economía español aseguró ayer que "este nombramiento tiene un significado importante para el papel político de España en los organismos financieros internacionales". Solchaga añadió que su nuevo cargo le resulta, "desde un punto de vista personal, muy satisfactorio".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS