LA DESINTEGRACIÓN YUGOSLAVA

La CE consigue un alto el fuego en Eslovenia, mientras aumenta la violencia en Croacia

HERMANN TERTSCH ENVIADO ESPECIAL La troika de la Comunidad Europea (CE) continuó en la madrugada de hoy realizando un último intento de mediación y consiguió en una reunión celebrada en Brioni un alto el fuego entre Eslovenia y las autoridades federales yugoslavas. Mientras tanto en Croacia se registraron enfrentamientos armados entre serbios y croatas, con el saldo de cinco muertos (cifra que algunas fuentes elevaron anoche a 12) y 24 heridos. El alto mando del Ejército federal, por su parte, ha anunciado para hoy un programa para la salida de la crisis que despertó ayer gran inquietud.

Más información
Tirana acusa a los serbios de planear un "genocidio" contra los albaneses

Este anuncio volvió a confirmar que los interlocutores de la troika comunitaria no controlan al poder militar. Ayer algunas fuentes indicaban que el ultimátum del mediodía había sido aplazado hasta la medianoche, y que a partir de hoy el Ejército se reservaba el derecho a intervenir.La delegación de la CE, compuesta por los ministros de Asuntos Exteriores de Luxemburgo, Holanda y Portugal, se entrevistó en la isla de Brioni, antigua residencia veraniega del mariscal Tito, con los presidentes de las dos repúblicas secesionistas y la cúpula del Gobierno y de la presidencia federales. Según la agencia France Presse, el ministro de Asuntos Exteriores de Luxemburgo, Jacques Poos, puntualizó que el acuerdo alcanzado, que no precisa ser Ermado, prevé que el control de los puestos fronterizos que tiene Eslovenia con Italia y Austria estará garantizado por la policía eslovena; los derechos de aduana irán a un fondo común controlado por las autoridades de las diferentes repúblicas.

El acuerdo logrado en Brioni establece un plazo de tres meses para negociar el traspaso de competencias del Ejército federal a las fuerzas eslovenas.

Según el ministro luxemburgués, los aspectos más destacados del pacto figuran en los anexos, en ellos se aborda los problemas fronterizos, de aduanas, regreso de los militares a los cuarteles y liberación de prisioneros. En opinión de Poos, Serbla no había puesto reticencias al plan de la CE. Al ser preguntado por la situación en Croacia afirmó que la situación es extremadamente grave.

En el acuerdo se aprecia un cambio respecto a las anteriores demandas de la CE. El texto sefíala que la situación ha cambiado en Yugoslavia y hay que tener en cuenta este hecho de forma que se consiga evitar la violencia. El plan comunitario establece también el envío de entre 30 y 50observadores civiles y militares para controlar el alto el fuego.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Los frentes se habían venido endureciendo y la situación general en Yugoslavia se había ido deteriorando gravemente desde el anterior intento de mediación comunitaria, que, como el primero, había resultado un fracaso.

Combates

En Croacia sigue el conflicto. Ayer hubo entre cinco y doce muertos muertos y al menos 24 heridos en los continuos combates registrados durante la jornada entre policía croata y grupos radicales serbios. Los enfrentamientos entre el Ejército federaly la república eslovena han pasado a un segundo lugar y dado paso a la apertura del conflicto con mayor potencial de violencia, que es el que enfrenta a serbios y croatas en las regiones de la república de Croacia con población mixta. Alrededor de 600.000 serbios viven en esa república, donde habitan asimismo cerca de 4,5 millones de croatas.

Fuentes de Belgrado, por su parte, informaron que un oficial del Ejército federal fue muerto y varios miembros de la Guardia Nacional heridos en los enfrentamientos; fuentes croatas señalaban ayer que la cifra de bajas podría ser "muy alta", y acusaban al Ejército de haber ayudadoen el combate a los serbios radicales abriendo fuego contra la policía croata. El Gobierno croata advirtió hace una semana que sus fuerzas harían fuego contra el Ejército si éste no permitía a la policía hacer frente a los "terroristas serbios".

Mientras el Ejército asegura actuar como "colchón" para impedir choques armados interétnicos, Zagreb acusa a las fuerzas federales de apoyar y armar a los serbios radicales que desde hace días mantienen una ofensiva armada en la región croata de Eslavonia.

La situación global yugoslava se agravó con la apertura de un tercer frente en la provincia serbla de Kosovo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS