Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un policía y su familia salvan la vida al desprenderse una bomba del coche

Un funcionario de policía y su familia salvaron ayer la vida en Basauri (Vizcaya) al desprenderse de su automóvil la bomba adosada al mismo, presumiblemente por la organización terrorista ETA. El artefacto fue descubierto en la calle por los trabajadores de una obra y quedó desactivado por los artificieros a las 11.30 de la manana.El policía tomó su vehículo en compañía de su mujer y de su hija de cinco años sin realizar una comprobación visual en los bajos. Por razones desconocidas, el artefacto, sujeto con imanes se desprendió del coche y quedó tirado en la calle Axular.

La bomba contenía un kilo de amosal y un dispositivo de activación por péndulo, sensible al movimiento. Un trabajador de una obra cercana lo apartó y lo tiró a una zanja sin percatarse del peligro. Otros compañeros, sin embargo, consideraron sospechoso el paquete y decidieron avisar a la policía en torno a las nueve y media de la mañana.

El policía y sus acompañantes salvaron la vida por milagro", según un portavoz del Gobierno Civil de Vizcaya, al incumplir las instrucciones sobre medidas de autoprotección. Los mandos policiales en el País Vasco han insistido en los últimos meses en la obligación de examinar el coche antes de ponerlo en marcha. Esta precaución es considerada inútil y peligrosa por algunos sindicatos policiales.

Leocadio Marín, consejero de Agricultura y ex delegado del Gobierno en Andalucía, deberá comparecer el viernes ante el juez Ángel Márquez, instructor del caso Juan Guerra, quien le comunicara que tiene 10 días para personarse ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de junio de 1991