Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las catástrofes naturales se ceban en Asia

Varios países del continente asiático están siendo azotados por catástrofes naturales durante los últimos días como resultado de movimientos sísmicos e inclemencias meteorológicas que han causado muchos daños y víctimas. A la trágica erupción de un volcán en el sur de Japón se agregó el pasado fin de semana la de otro en Filipinas, cerca de una base norteamericana, que ha tenido que ser evacuada. Por otra parte, en Afganistán y en la India se han registrado numerosos muertos debido a inundaciones.

Toda la zona que rodea el volcán Unzen, a medio centenar de kilómetros de la ciudad meridional japonesa de Nagasaki, en la isla de Kyushu, se encontraba ayer en estado de alerta ,ante el peligro de que las lluvias torrenciales caídas en las últimas horas pudieran provocar aludes de roca y lava y corrimientos de tierra.El volcán Unzen entró de nuevo en erupción el pasado sábado por la tarde de una manera más violenta que hace una semana, pero esta vez no hubo que registrar víctimas, aunque sí la destrucción de una treintena de casas que se hallaban abandonadas.

El saldo de muertos por la primera erupción se cree que fue de 37 personas, pero sólo han sido encontrados 33 cadáveres. La mayor parte de las víctimas fueron reporteros, científicos y militares.

El primer ministro, Toshiki Caifú, viajó el domingo hasta Shimabara, la localidad más próxima a la zona del desastre, para inspeccionar los daños y prometer ayuda a la población evacuada.

Por el momento, han sido evacuados 10.000 de los 44.000 habitantes del lugar. En la explosión del pasado sábado, la lava arrasó una gran extensión de terreno y destruyó más de un centenar de casas que habían sido antes evacuadas.

Los científicos temen que el volcán, que se hallaba inactivo desde hace casi 200 años, pueda registrar todavía nuevos y violentos estallidos en los próximos días.

Al mismo tiempo, los meteorólogos han advertido sobre el peligro de corrimientos de tierras como consecuencia de las lluvias torrenciales que caen en la isla de Kyushu desde el domingo y que han causado un muerto.

Evacuación norteamericana

Entre tanto, la erupción del volcán filipino Pinatubo ha obligado a la evacuación de varios pueblos próximos y de gran parte del personal que trabaja en la importante base aérea norteamericana de Clark, situada 20 kilómetros al oeste del volcán. El Pinatubo, que se encontraba dormido desde hace seis siglos, entró en actividad el domingo.Las autoridades filipinas no excluyen evacuar a toda la población de Los Ángeles, de 200.000 habitantes, cercana a la base de Clark, si la actividad no cesa.

Sólo un pequeño retén de los 16.000 norteamericanos que viven en la base se quedará para realizar las tareas indispensables de mantenimiento. Todos los aviones y helicópteros han sido trasladados a zonas más seguras.

Por el momento no se han registrado muertos. Más de 15.000 colonos que vivían junto a las faldas del Pinatubo han tenido que abandonar sus hogares, y han sido llevados a centros especiales para refugiados. La lava se ha extendido hasta un radio de más de diez kilómetros.

Los científicos temen que se pueda registrar una erupción violenta que podría arrasar la base de Clark. La otra instalación militar que Estados Unidos tiene en Filipinas es la base naval de Subic, que ha acogido a la mayor parte del personal, aviones y helicópteros evacuados de Clark.

Por otra parte, las inundaciones que se han producido en el norte de Afganistán en los últimos días como consecuencia de las lluvias torrenciales han causado más de setecientos muertos, y se han perdido miles de cabezas de ganado. En la India, al menos 264 personas -según la agencia UNI- han fallecido en Bombay y Thane por las lluvias monzónicas registradas el pasado fin de semana, combinadas con una ola de calor en el Estado de Rayastán (noroeste de la India) que ha causado 192 muertes, y en Pakistán (300 muertos el domingo, según Reuter).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de junio de 1991

Más información

  • Volcanes e inundaciones en varios países