Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno concede 11.500 millones a las regiones para atención social

El Consejo de Ministros aprobó ayer, a propuesta del Ministerio de Asuntos Sociales, la concesión de un crédito de 11.471 millones de pesetas para financiar los programas sociales desarrollados por las comunidades autónomas. La mayor parte de ese crédito, 7.700 millones de pesetas, se destinará a continuar con el desarrollo del Plan Concertado de Servicios Sociales, según los criterios aprobados por la Conferencia Sectorial de Asuntos Sociales, organismo en el que está representadas las 17 comunidades autónomas españolas.La atención a la infancia -con un crédito de 500 millones de pesetas para servicios a niños de hasta 3 años de edad y 1.401 millones para subvencionar guarderías para hijos de trabajadores- es una de las partidas que cuenta con mayor subvención. A esas cantidades se añaden otros 100 millones de pesetas destinados a prevenir situaciones de maltrato a los niños. Además, las comunidades autónomas han de contribuir a esos programas con una cantidad similar a la de Asuntos Sociales. La dotación de becas para minusválidos aprobada para este año se ha cifrado en 750 millones de pesetas. Asimismo, los fondos para el Plan de Desarrollo Gitano se fijaron en 500 millones y los programas orientados a paliar situaciones de necesidad en 520 millones de pesetas.

Drogadicción

El Gobierno también abordó las subvenciones a los programas de tratamiento y asistencia a los toxicómanos, fin al que se destinan este año 2.446 millones de pesetas.

La mayor parte de ese dinero -1.600 millones- se destina a atender los gastos derivados del Plan Nacional sobre Drogas. En el reparto de las otras partidas destaca que de los 500 millones para situaciones de alto riesgo, como casos de sida y mortalidad por drogas, le corresponden a Cataluña 125 millones de pesetas. El País Vasco y Navarra han quedado excluidas de estas subvenciones por la entrada en vigor, en el caso de esta última comunidad, de un nuevo convenio económico con el Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de mayo de 1991