Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:CAMBIOS EN LA ECONOMÍA CHECOSLOVACA / y 2

La influencia exterior

En esta segunda parte, el articulista menciona las diversas formas de apoyo a la economía puestas en práctica por Checoslovaquia y afirma que el sistema económico que comenzó a aplicarse a partir del 1 de enero de 1991 "encierra cambios significativos de la anterior gestión central de la economía del país".

En el marco de la concepción de la política de reestructuración económica (incluyendo la participación de socios extranjeros), el Estado checoslovaco apoyará las actividades empresariales de diversas formas. Se propiciarán los siguientes tipos de participación:Partes financieras en el capital de fondo (por ejemplo, a través de la fundación de empresas con participación del Estado).

Garantías conferidas a los bancos para el pago de los créditos concedidos a las empresas para una eficiente actividad empresarial y la creación de ventajosas condiciones crediticias para las empresas en préstamos reintegrables bajo condiciones negociadas en firme.

Operaciones en el mercado de valores, por ejemplo, la compra de acciones, obligaciones...

La concesión de ventajosos pagos tributarios, por ejemplo, la reducción de la tasa porcentual de impuestos, la fijación de una base inferior de impuestos...

La concesión de préstamos materiales de las reservas materiales del Estado, por ejemplo, para salvar una situación adversa de precios en el mercado de las materias primas compradas.

La aplicación de ventajosos derechos de importación, la reintegración de los derechos pagados, etcétera.

El Estado tomará parte en la construcción de instalaciones prioritarias de los recursos financieros reservados para la reestructuración en el presupuesto del Estado, y eventualmente de diferentes tipos de asistencia extranjera. Esta participación se dará, por ejemplo, en el financiamiento de instalaciones concretas en el sector del transporte y en los ramos orientados a la realización de una política ecológica.

Cambios muy significativos se operaron a partir del 1 de enero de 1991 en los tipos de cambio. La actual ley de divisas garantiza el acceso de los sujetos empresariales a los recursos de divisas, sin tomar en consideración si ellos mismos los producen o no. Este principio, en realidad, significa la convertibilidad interna de la corona. Concierne a todos los empresarios registrados en el registro de empresas. En esencia, todos pueden adquirir volúmenes prácticamente ilimitados de recursos de divisas para pagar la importación de mercancías y servicios. Los socios checoslovacos pueden realizar pagos en divisas a los socios extranjeros sí, para cumplir sus compromisos de divisas, tienen suficientes recursos en moneda checoslovaca.

Las divisas adquiridas en operaciones de exportación y otras son vendidas por las empresas a los bancos checoslovacos al cambio del día y las compran también al cambio del día en los bancos para la exportación.Desde el 1 de enero de 1991, Checoslovaquia, como un miembro originario del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), aplica el sistema de derechos de importación sobre la base del arancel vigente y convenido a nivel internacional. Prácticamente todas las mercancías están sujetas a derechos de importación. La tarifa aduanera media de mercancías equivale al 4,5%. Como la mayoría de las tarifas aduaneras checoslovacas está vinculada internacionalmente a acuerdos con el GATT (un 97%), esto significa que Checoslovaquia puede sólo reducir las tarifas aduaneras.

Artículos básicos

Como una medida provisional, para proteger el mercado interno y a los productores locales contra la carencia de los artículos básicos, a partir del 1 de enero de 1991 se introdujo el sistema de licencias de exportación. Tipos específicos de mercancías están sujetos a licencias de exportación; según vayan creándose condiciones favorables en el mercado interno, la lista de esas mercancías irá limitándose.

Una de las condiciones fundamentales de la transición al sistema de mercado en la economía nacional es la liberalización de los precios internos al por mayor y al por menor. Salvo un grupo relativamente pequeño de artículos, todos los precios en el mercado interno se fijan sobre la base de la oferta y la demanda; así los precios son el resultado del acuerdo entre el vendedor y el cliente, aunque este sistema no ha funcionado en los primeros días del año en curso suficientemente en interés de los clientes. Esto se debe a la todavía imperfecta competencia económica (cuando, en muchos casos, sigue prevaleciendo el monopolio del productor y del vendedor). Este problema irá resolviéndose mediante la actividad empresarial de los socios extranjeros en el mercado interno de] país, con el interés puesto en crear una competencia adecuada y una presión sobre la reducción de los precios en la esfera del comercio exterior. En el intercambio comercial de mercancías y servicios existe un vínculo directo entre los precios nacionales y extranjeros. Por tanto, las organizaciones de producción y comerciales tienen que esforzarse por negociar precios óptimos de comercio exterior.

El sistema económico que comenzó a aplicarse en la economía nacional de Checoslovaquia a partir del 1 de enero de 1991 encierra cambios significativos de la anterior gestión central de la economía del país. Entre los cambios fundamentales figura una vasta liberalización de las relaciones políticas y económicas con el extranjero y el reflejo de los resultados alcanzados en los mercados extranjeros directamente en la economía y las condiciones económicas de las organizaciones nacionales de producción y comercio. En este sentido, el medio económico externo ejerce una presión adecuada sobre el incremento de la actividad económica de las empresas nacionales, conducente a la racionalización de la producción y de las transacciones comerciales.

Esto requiere un desarrollo sustancial de las relaciones de comercio exterior con los socios prósperos en el extranjero en toda la extensión de las potencialidades existentes. Tales potencialidades las vemos también en las relaciones con la economía española y empresarios españoles. No cabe duda de que su aprovechamiento contribuirá al incremento de la prosperidad y la estabilidad de nuestra colaboración bilateral en los próximos años.

es primer viceministro de Economía del Gobierno federal de Checoslovaquia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de mayo de 1991