Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA asesina en Vizcaya a un guardia civil nueve horas antes de iniciarse la campaña electoral

Francisco Álvarez Gómez, un guardia civil de 38 años, murió asesinado ayer por una bomba colocada en su coche en Ortuella (Vizcaya). Vecinos del pueblo y un concejal se enfrentaron a voluntarios de la Cruz Roja, ante su negativa inicial a mover al herido para llevarlo a un hospital, donde ingresó cadáver. Los soldados alegaban falta de preparación suficiente. El atentado, perpetrado a nueve horas del inicio de la campaña electoral, es presumiblemente obra de la organización terrorista ETA. El cuerpo de Francisco Álvarez fue arrojado por la violencia de la explosión a varios metros de distancia de su coche. El guardia civil era natural de Badajoz, aunque llevaba 20 años destinado en Vizcaya.

En la localidad donde cayó asesinado se había casado, y tenía dos hijos, de 9 y 15 años. Había residido siempre en Ortuella, una localidad de tradición minera de 9.200 habitantes.Acostumbraba a acudir a un bar cercano a la estación de Renfe, donde se solía encontrar con su cuadrilla de amigos. Al salir ayer del bar, Álvarez subió a su coche, un Seat Supermirafiori blanco con matrícula de Vizcaya que había dejado aparcado en el acceso a la estación Una violenta explosión arrancó de cuajo el techo del vehículo a las tres en punto de la tarde y lanzó el cuerpo del agente hacia las vías del ferrocarril. El guardia civil quedó tendido en un descampado con las piernas quemadas, pero aún con vida.

Varios voluntarios de la Cruz Roja, de un puesto muy próximo al lugar del atentado, fueron increpados por vecinos del pueblo al negarse inicialmente a recoger al herido. Alegaban el alto riesgo de moverle sin instrucciones de un médico cuando era seguro que había sufrido lesiones internas. Finalmente, los voluntarios trasladaron el cuerpo, forzados por los vecinos y por un concejal socialista, quien amenazó con exigirles responsabilidades si no recogían de inmediato a la víctima. Álvarez fue conducido en una ambulancia al hospital de Cruces, en Barakaldo, donde ingresó cadáver a las 15.21 horas, según informó una portavoz del centro médico.

La junta de portavoces del Ayuntamiento, de la que forman parte el PSE-PSOE, PNV, EA, HB, EE y el PTE, acordó retrasar 24 horas el comienzo la campaña electoral. Los representantes municipales, en ausencia del portavoz de HB, decidieron también suspender durante el fin de semana las fiestas patronales, que debían comenzar hoy.

La ejecutiva de Vizcaya del PNV señaló que ETA comienza su campaña electoral "de la única forma que acostumbra, sembrando el dolor y la sangre".

El Gobierno Civil de Vizcaya aseguró ayer que el vehículo utilizado por el guardia civil asesinado había estado aparcado en la calle desde el día anterior, situación que probablemente fue aprovechada por los terroristas para introducir el explosivo, informa Efe. Ayer, Francisco Alvarez aparcó en un garaje uno de los dos automóviles de los que era propietario. Después de comer en su casa cogió el Seat Supermirafiori en el que sufrió el atentado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de mayo de 1991

Más información

  • Voluntarios de Cruz Roja fueron increpados por los vecinos por negarse a recoger al herido