Los cuadros de Picasso robados en Praga no estaban asegurados

Agencias

La Galería Nacional checa no tenía asegurados los cuatro cuadros de Picasso robados en la mañana del lunes en el palacio de Sternberg de Praga, según informó el portavoz de la Compañía de Seguros Estatal Checoslovaca, Zbysek Stepanek. "La Galería Nacional no tiene la costumbre de asegurar sus colecciones", dijo Stepanek; "tan sólo lo hace por corto espacio de tiempo, en caso de exposiciones especiales".Según fuentes de la investigación, los cuadros robados ya deben de estar en el extranjero, por lo que la policía lanzó una llamada a la Interpol.

Las pésimas condiciones de seguridad y vigilancia en que se encuentran expuestas al público las colecciones de la Galería Nacional, dijo Stepanek, facilitaron enormemente el robo de los lienzos de Picasso de la época cubista.

Los ladrones, según la policía, eran verdaderos profesionales, que dejaron en el lugar obras de Picasso de mucho más valor y, por tanto, más difíciles de vender. Al lado mismo de las obras robadas se encontraba el famoso Autorretrato del año 1907.

Según el experto de arte checo Petr Kovac, los cuatro cuadros podrían venderse actualmente en subasta pública legal por 100 millones o 150 millones de dólares.

En Checoslovaquia se encuentran en la actualidad 24cuadros de Picasso, y la mayoría procede de la colección privada del historiador de arte checo Vincenc Kramar (1877-1960). Kramar supo apreciar el arte de Picasso, y compró muchas de sus obras en los tiempos del cubismo. Los cuadros robados de la Galería Nacional de Praga son los denominados Absintio y naipe, Mandolina y un vaso de pernod, Mesa con un vaso y El puerto de Cadaqués.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de mayo de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50