El Prado reabre su nave central con la muestra de Valdés Leal

Juan de Valdés Leal (1622-1690) fue considerado durante mucho tiempo como el pintor de la muerte y lo macabro, un pintor maldito, un segundón. La exposición que se presenta a partir de hoy en la nave central de la primera planta del Prado -salas reabiertas al público después de las obras de climatización- reúne 70 obras del pintor sevillano. "Esperamos que esta muestra contribuya a romper esos viejos mitos y hacer justicia histórica con este gran pintor", dijo el comisario, Enrique Valdivieso.

La verdad, según Enrique Valdivieso, es que Valdés Leal fue juzgado tan sólo por sus dos pinturas más conocidas, Las postrimerías (In ictu oculi y Finis gloriae mundi), que estaban en la iglesia de la Caridad de Sevilla, de evidente signo necrófilo y macabro. "Pero en esta exposición se presentan 70 obras en las que se muestra a un pintor de la vida y del sentimiento dramático", dice el comisario. "Valdés Leal refleja la emoción religiosa y el éxtasis. A diferencia de Murillo, no contó con el favor de la aristocracia y pintó sólo para la Iglesia, con lo que ganaba mucho menos. Le tocó vivir una época difícil durante su madurez en Sevilla, des pués de unos años en Madrid, donde recibió la influencia de Rubens, Tiziano y Tintoretto. Años de peste, miseria y sequías en una ciudad que se moría. La suya no es una pintura de una amabilidad evasiva, sino el reflejo de la estrechez de la vida y su tensión lírica, lo que lo llevó a cierto expresionismo. La suya no es una pintura de la muerte, sino de la supervivencia. Supervivencia suya y de su familia", afirmó Valdivieso.

Descubrimientos

La exposición presenta seis pinturas desconocidas de Valdés Leal descubiertas y catalogadas por Valdivieso. La mayoría de las obras proceden de iglesias, conventos y museos cordobeses y sevillanos, pero también han prestado obras museos internacionales y el propio Prado.La exposición ha sido preparada a lo largo de cinco años, en que 30 pinturas fueron restauradas. Hasta hace pocas semanas, la muestra se exhibió en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, en el que durante un mes se recibieron cerca de 60.000 visitantes. La exposición está organizada por la Junta de Andalucía y el Museo de Bellas Artes de Sevilla, y patrocinada por el Banco Hispanoamericano. Permanecerá abierta al público hasta el 30 de junio.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS