Cartas al director
i

Gratitud

En momentos pirevios a mi partída, al terminar mis funciones de embajador de la República Argentina en España, quiero manifestar por vuestro elevado intermedio mi sentimiento de gratitud hacia todas aquellas personas, institucíones gubernamentales y privadas que me han facilitado con su entusiasmo, amistad y simpatía esta honrosa misión que me fuera encomendada en noviembre de 1989.En este periodo he comprobado la determinación de ambas naciones en incentivar su aspiración común e insoslayable por el vivir democrático, la defensa de los derechos del ser humano y la integración de mi continente en el marco de la comunidad iberoamericana de naciones.

Ha sido satisfactorio contribuir en la puesta en ejecución del Tratado General de Cooperación y Amistad entre ambos países, que con su inicio efectivo abre puertas a una mayor y benéfica cooperación; la fructífera acción de empresas de España en las privatizaciones emprendidas por mi Gobierno y la hospitalidad manifiesta de España en las exitosas conversaciones británico-argentinas que permitieron dar cauce a una normalización

Pasa a la página siguiente

Viene de la página anterior

de las relaciones con el Reino Unido.

En esta tarea he encontrado siempre comprensión, apertura de espíritu y grandeza en esta querida tierra, de la que hoy me alejo sólo funcionalmente.

Su prestigioso periódico me permite despedir a los innumerables españoles amigos de Argentina, formulándoles mi agradecimiento más sincero, y alentarlos a continuar alimentando ese amor recíproco que nos profesamos. Vuestra democracia es ejemplo, y vuestra Monarquía constitucional, garantía de armónico equilibrio.

Embajador de la República Argentina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 22 de abril de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50