Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El coronel Cortina, ahora destituido, recibió dos condecoraciones en 1990

El coronel José Luis Cortina Prieto, de 52 años, destituido por el Ministerio de Defensa como consecuencia de la investigación abierta tras la filtración al diario El Mundo de planes secretos del Ejército, fue condecorado el año pasado con la cruz blanca del Mérito Militar y la placa de San Hermenegildo, según recordó ayer en declaraciones a este diario el propio interesado.

Mientras la segunda de estas condecoraciones, que conlleva una reducida dotación económica, se concede de forma casi automática a todos los militares con un determinado número de años de servicio, la Cruz Blanca del Mérito Militar, de carácter honorífico, se otorga de forma discrecional para premiar la ejecutoria de determinados profesionales, según fuentes castrenses.Se da la circunstancia de que estas condecoraciones, firmadas por el entonces ministro de Defensa, Narcís Serra, se concedieron al coronel Cortina cuando ya se encontraba destinado en el Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE), del que acaba de ser relevado por negligencia profesional. Cortina atribuyó ayer a 11 vicisitudes de la vida militar" el que se le haya castigado ahora por el mismo trabajo por el que se le condecoró.

El Boletín Oficial del Ministerio de Defensa (BOD) publicó ayer el cese del coronel Cortina en su actual destino, como responsable de una falta grave prevista en el artículo 9 del régimen disciplinario militar. El coronel ha sido considerado responsable de "incumplir los deberes militares propios del destino ( ... ), por ignorancia o negligencia" y castigado con la sanción de pérdida de destino, alternativa a la de arresto de uno a tres meses. Por el contrario, el Ministerio de Defensa no ha destituido hasta ahora a otro teniente coronel incluido en el mismo expediente.

José Luis Cortina, que fue juzgado y absuelto en el consejo de guerra del 23-F, por su presunta implicación en la intentona golpista cuando era comandante del Cesid (servicio secreto militar), hizo ayer hincapié en que su cese no tiene relación alguna con la filtración al diario El Mundo de los documentos secretos Papa Tango y Papa Golf, elaborados por el Estado Mayor del Ejército en previsión de que el Gobierno decidiera enviar tropas a Turquía o el Golfo.

No obstante, el expediente disciplinario se instruyó durante la investigación abierta a raíz de la filtración de los planes y tras detectarse una presunta negligencia en la protección de documentos clasificados. La fiscalía militar ha abierto también diligencias por este caso, de las que Cortina, que pasa ahora a situación de disponible forzoso, asegura no tener conocimiento oficial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de marzo de 1991

Más información

  • El militar niega que filtrara planes secretos