Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Hasta la semana que viene"

La ministra portavoz, Rosa Conde, dio ayer la impresión de sentirse segura de su permanencia en el Ejecutivo, una hora y media después de que el presidente anunciase oficialmente en la reunión del Consejo el inicio de las consultas para la remoción del Gabinete. Al concluir la habitual conferencia de prensa de los viernes en el Palacio de la Moncloa, Rosa Conde se despidió de los informadores "hasta la semana que viene".La ministra portavoz fue exhaustiva en el relato de los acuerdos tomados en la última reunión de este Gobierno, pero muy parca ante todas las preguntas relacionadas con la duración y alcance de los cambios. Sus expresiones y, las de estrechos colaboradores suyos intentaban trasladar la convicción de que las consultas tan sólo habían comenzado y la composición definitiva del nuevo Gobierno no quedará ultimada hasta hoy o mañana.

Felipe González comentó en conversación informal con los ministros, que confiaba en anunciar públicamente el lunes la formación de su próximo equipo.

Rosa Conde reconoció oficíalmente el inicio de la crisis al comunicar a los perioditas que el presidente había agradecido a los ministros sus servicios, al término de la reunión del Consejo, y había anunciado que "en breve" iba a iniciar las consultas para formar el nuevo Ejecutivo.

El presidente del Gobierno pidió a todos los ministros que estén localizables durante este fin de semana porque tenía el propósito de conversar con casi todos ellos personalmente en el palacio de la Moncloa.

Dirigentes nacionales del PSOE estudiaban ayer la convocatoria de una reunión de la ejecutiva federal del partido para el lunes por la tarde o para el martes. La inclusión de esta segunda fecha respondía al deseo de facilitar que esté presente el vicesecretario general del partido, Alfonso Guerra, quien se encuentra en Australia para participar en la cumbre de líderes de la Internacional Socialista que se celebra este fin de semana en Sidney.

Mientras, el sindicato UGT criticó ayer la gestión del Gobierno esta legislatura y pidió a Felipe González que releve a la mayoría de su actual equipo. "Las cosas no están para mover algunos peones en el tablero, sino para replantearse todo el juego, pues esta sociedad no puede seguir costeando tan inútil partida", añade la central socialista en una nota de prensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de marzo de 1991