Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE acusa a Viñals de trato de favor a médicos de la Loreto

Representantes del PSOE en la corporación municipal han denunciado irregularidades en la contratación y las oposiciones con las que se están cubriendo las plazas en los centros sanitarios dependientes del Ayuntamiento. Uno de los puntos principales de sus acusaciones es la existencia de un gran número de profesionales que trabajan en ambulatorios o equipos quirúrgicos municipales y también prestan sus funciones en la clínica privada de Nuestra Señora de Loreto, donde Simón Viñals, concejal de Sanidad, trabajaba como cirujano antes de ocupar su actual cargo y aún ahora realiza operaciones.Algunos nombres apuntados por los socialistas son los de Manuel Galán Diez, consejero técnico de la concejalía y director de esta clínica, y los cirujanos Teresa Cavia Preciado, Enrique García Ranedo y Eduardo Prieto, que operan en la Loreto y están contratados en la casa de socorro de Moncloa y en el equipo quirúrgico número 3, que es la División de Prevención de Accidentes de Trabajo en Vallecas.

En este equipo trabajan también con contrato interino los traumatólogos de la Loreto Javier García Romero y Agustín Muñoz Jaulerizo. La oposición municipal centra su protesta en la coicidencia de que "desde que Viñals es concejal del área, esta clínica es la base de donde se nutren los servicios sanitarios municipales".

Viñals sale al paso de estas acusaciones argumentando que, de los 293 médicos generales y los 150 facultativos especialistas que trabajan para la sanidad municipal, "son muchos los que alternan sus actividades en la sanidad pública con la privada porque pueden hacerlo mientras sean compatibles los horarios de ambas". "No sólo trabajan en la Loreto, sino en las demás clínicas privadas de Madrid, y no están en plantilla, sino que pasan consulta u operan a sus pacientes en los locales de estos hospitales privados. Además, el porcentaje de médicos de la Loreto que trabajan en la sanidad, municipal puede ser igual a los que lo hacen en otros centros privados", dijo.

Oposiciones irregulares

Las incorporaciones a través de las ofertas públicas de empleo también presentan problemas, como han confirmado tanto representantes de Comisiones Obreras en el Ayuntamiento como miembros del Colegio de Médicos de Madrid. Este sindicato ha denunciado Ias incidencias que se están produciendo en el desarrollo de pruebas selectivas, caracterizadas por la no cobertura de todas las vacantes y la actitud poco objetiva de algunos miembros de los tribunales, que ha conducido incluso a la retirada de otros miembros".Pasa a la página 3

En Montesa hay 45 ginecólogos para una media de diez partos

Viene de la página 1Un portavoz del sindicato explicó que, en las plazas de médicos, esto se ha traducido en un alto porcentaje de suspensos en las oposiciones entre los ginecólogos y anestesistas interinos de los equipos quirúrgicos y en que aprueban menos personas de las necesarias para cubrir las plazas. "De los seis ginecólogos que se necesitaban en el equipo de Montesa, sólo aprobaron a cinco, y para las 11 plazas de anestesistas, sólo aprobaron a seis".

Las irregularidades "consisten sobre todo en que aparecen calificaciones muy dispares sobre los ejercicios de una misma persona, por lo que CC OO propuso, y se aceptó, que para calcular la puntuación media se eliminasen las notas máximas y mínimas. Aun así hemos detectado que varios miembros de un tribunal pueden ponerse de acuerdo para calificar de igual forma a un candidato aunque la votación sea secreta y simultánea".

Miembros de la comisión deontológica del Colegio de Médicos confirmaron la existencia de muchas apelaciones a los resultados de estas pruebas, e incluso de irregularidades en las bases, como el caso de la convocatoria de 48 plazas para medicina general en julio de 1989, en cuyo punto 1.2 se cita textualmente: "Se reservará un total del 3% de las vacantes para personas con una discapacidad igual o superior al 33%", mientras que en el 2.1.d aparece: "Para ser admitidos deberán no padecer enfermedad o defecto fisico que impida el desempeño de las correspondientes funciones".

El PSOE en la corporación asegura también que se ha tendido a infrautilizar a los ginecólogos "porque el equipo de gobierno [de centro-derecha] no está de acuerdo con la política de planificación familiar y los temas de aborto, con lo que a estos especialistas se les utiliza sólo para partos, encontrándonos con que un parto atendido en el equipo quirúrgico de Montesa (actualmente en obras) cuesta un millón de pesetas porque 45 ginecólogos pueden atender no más de 10 partos al mes".

Los socialistas han manifestado su sorpresa por los resultados de algunas de estas oposiciones, en las que han aprobado dos de los hijos del concejal y sus dos hermanos, así como otros parientes de los responsables de los servicios médicos municipales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de marzo de 1991

Más información