La compañía Polaca Cricot 2 decide continuar el teatro de Kantor

El grupo se enfrenta al desalojo en Cracovia y Jack Lang les ofrece instalarse en París

Cricot 2, la compañía fundada por el recientemente fallecido creador polaco Tadeusz Kantor, ha decidido continuar adelante con el teatro de Kantor y también ha decidido enfrentarse a las autoridades polacas, a las que califican de "insensibles" porque tienen previsto el inmediato desalojo del local del grupo en Cracovia. Paralelamente, el ministro de Cultura de Francia, Jack Lang, ha ofrecido a Cricot 2 instalarse en París. "Defender la memoria y los valores artísticos de Tadeusz Kantor significa, aquí, continuar", afirmó el grupo el lunes en Cracovia.

Después de la mini gira por Toulouse (pre estreno), París (estreno), Monteuge y Nimes (27 representaciones en total) del último espectáculo del recientemente desaparecido artista polaco Tadeusz Kantor, Hoy es mi cumpleaños, los miembros de la compañía del teatro Cricot 2, el teatro de Kantor, ofrecieron, el pasado lunes en su sede de Cracovia (Cricoteka), una conferencia de prensa en la que valoraron la gira y expusieron las perspectivas de futuro de la compañía."La decision que hemos tomado", dijo el actor Andrzej Welminski, "es defender la memoria y los valores artísticos de Tadeusz Kantor; defender significa aquí continuar". "La última gira", según la portavoz de la compañía, la actriz Ludmila Ryba, "ha probado que el teatro de Kantor sin Kantor es posible".

En la actualidad, el más grave problema con el que se enfrenta el Cricot 2 es el de la ubicación de su sede, ante el inminente desalojo al que se ve obligado por la curia de Cracovia, propietaria del inmueble hasta ahora ocupado por la Cricoteka, el archivo documental y el museo del teatro.

Sin fruto

De crispación y nerviosismo se puede calificar el estado anímico de la compañía, ante la "insensibilidad" de las autoridades culturales polacas al respecto: en agosto del pasado año se in¡ ciaron gestiones para encontrar un nuevo local, gestiones que hasta la fecha no han dado fruto alguno.

Ante tal situación, se han presentado diversas propuestas de solución, como la de Jack Lang, ministro de Cultura de Francia, de crear una fundación Kantor en París, alternativa ante la que el teatro Cricot 2 muestra, de momento, su más absoluta reserva. "Es una vergüenza", dijo un miembro de la compañía, " que de un lado el Ministerio de Cultura polaco nos solicite que representemos a Polonia en la Expo 92 de Sevilla, y que de otro no se haga nada para proporcionamos un local aquí, en Cracovia".

El calendario del Cricot 2 para el resto de la presente temporada se inicia con una salida a Berlín (marzo), de dos semanas de duración, con Hoy es mi cumpleaños, tras lo cual la compañía viajará a Toledo y Zaragoza con La clase muerta (abril), y seguirá, de nuevo con Hoy es mi cumpleaños, hacia Venecia, Roma, Cracovia, Nueva York, Munich e Islandia. El último espectáculo de Kantor no se verá en España hasta 1992.

Según la portavoz del Cricot 2, "tras la muerte de Tadeusz -acaecida el 8 de diciembre pasado, día del último ensayo de Hoy es mi cumpleaños-, en una reunión acordamos que nuestra obligación era presentar el espectáculo, ya que lo contrario hubiera equivalido a una traición; de otro lado, el trabajo estaba ya prácticaniente terminado, a falta de algunos detalles técnicos".

Para solventar estas deficiencias, la compañía solicitó la colaboración de la coreógrafa Zofía Wieclawówna, estrechamente ligada al Cricot 2. Durante el primer acto del espectáculo, la persona de Tadeusz Kantor es remplazada por una grabación de su voz, y su lugar en la escena ocupado por una silla vacía.

"Con estos arreglos, sin ningún otro cambio, el espectáculo ha obtenido un éxito clamoroso", explican, "corroborado por la crítica francesa e italiana. Una batalla que hemos vencido -a él sienipre le guistaba hablar de su teatro en lenguaje bélico- en nombre de Tadeusz; este espectáculo es la gran victoria pósturria de Kantor".

En palabras de Maria Kantor, la viuda del fallecido artista, "Hoy es mi cumpleaños constituye el testamento del arte del siglo XX; empleando un lenguaje universal, Kantor ha logrado plasmar la gran batalla de la vida íntima e individual contra el mundo, donde la victoria final se consigue mediante la universalización de las experiencias ultrapersonales del artista, ubicadas en la esfera de la memoria íntima".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 27 de febrero de 1991.

Se adhiere a los criterios de