Reportaje:

Operación Tenaza

La fuerza multinacional avanza con ataques por tierra, mar y aire

La I División Acorazada estadounidense y los Infantes de Marina comenzaron una operación en forma de tenaza contra las fuerzas iraquíes en Kuwait. La ofensiva se desarrolla en tres frentes coordinados. Primero: por mar en las islas Failaka y Bub1yan. Segundo: por tierra en el sector sur de Al Wafra. Tercero: ofensiva mecanizada por el sector occidental donde se juntan las fronteras kuwaití, iraquí y saudí. Las fuerzas coligadas "progresan hacia sus objetivos" en una gran ofensiva por tierra, mar y aire con operaciones de todo tipo, que incluirían operaciones especiales detrás de las líneas iraquíes.En el sector occidental del frente, unidades francesas y norteamericanas, bajo mando francés de la Division Daguet, avanzaron por lo menos 20 kilómetros dentro de Irak con carros de combate ligeros AMX-30 apoyados por helicópteros Gazelle sin encontrar resistencia iraquí. Cuatro regimientos, que incluyen el 1 Regimiento Paracaidista de la Legión Extranjera -un regimiento tiene entre 1.200 y 1.500 soldados-; 3.000 soldados de la 82ª División Aerotransportada de Estados Unidos; el VI Regimiento de Ingenieros de la Legión Extranjera -para limpiar la zona de minas y obstáculos- y el III Regimiento de Infantería de Marina norteamericano. El avance recibe cobertura de la artillería y la aviación coligadas.

Más información
Amplio avance de la coalición en Kuwait ante la débil resistencia iraquí

El segundo escalón lo ccimponen fuerzas egipcias, sirias, americanas y británicas que ya han entrado en combate con la 7ª Brigada Acorazada -las ratas del desierto- con carros de combate Challenger apoyadas por carros M1 -A1 Abrams, y fuerzas de los países del Consejo de Cooperación del Golfo.

El frente, roto

En el sector de Al Wafra, el Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos, tropas británicas y marines saudíes, han roto el frente en varios punlos en dirección a la ciudad de Al. Wafra y Al Gurain (población. capturada por unidades saudíes), en dirección a Kuwait capital por el flanco sur. Apoyados p or la aviación y el bombardeo naval de los acorazados Wisconsin y Missouri, con escasa resistencia iraquí.Las unidades terrestres tuvieron que sobrepasar varias líneas de obstáculos construidas por las defensas iraquíes, como barreras de alambradas, muros de arena, fosas anticarros y campos minados. Durante los últimos días, la artillería, las unidades de ingenieros y la aviación aliada atacaron estas líneas defensivas iraquíes para destruir parte del dispositivo y reducir la eficacia de sus efectivos.

Aviones de despegue vertical Harrier utilizaron bombas con napalm para incendiar los fosos donde los iraquíes habían colocado barriles de petróleo y gasolina, con los que querían crear una muralla de fuego para impedir el rápido avance de las columnas blindadas; la aviación coligada también ha utilizado bombas explosivas de 7.000 kilos contra trincheras iraquíes para inutilizar la infantería iraquí en sus bunkers.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En el frente anfibio, unidades de la I División Acorazada de Infantería de Marina de EE UU equipadas con carros MI-Al Abrams -una de las unidades que participó en el desembarco de Normandía (1944) durante la II Guerra Mundial y en Da Nang, Vietnam (1965)- dirigían su ataque a la isla de Failaka -muy importante desde el punto de vista estratégico, porque desde ella se puede coordinar un masivo asalto anfibio a la costa kuwaití-, cuyo objetivo sería liberar la capital kuwaití y la isla de Bubiyan para preparar el asalto a las playas kuwaltíes de Umm al Nammel, Al Salmiya y Al Fintas.

La presencia de 31 barcos de asalto anfibios norteamericanos, el apoyo artillero de la flota en el norte del Golfo, la mejora de las condiciones meteorológicas -olas de menos de dos metros y vientos de 20 nudos- y operaciones de paracaidistas en la ciudad de Kuwait completan la tenaza.

La ausencia, hasta la fecha, de armas químicas y biológicas da más movilidad a las tropas de la coalición, que, según el general Schwarzkopf, están logrando todos sus objetivos militares.

Andrés S. Serrano es master en Estudios sobre la Guerra por el King's College de Londres.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS