Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno nombra a Puig de la Bellacasa embajador en Portugal

El Consejo de Ministros aprobó ayer -la designación de José Joaquín Puig de la Bellacasa como nuevo embajador de España en Portugal. El diplomático ocupaba, desde enero de 1990, el cargo de secretario general de la Casa Real, al que renunció a finales del mes pasado. Pocos días después, el Ministerio de Asuntos Exteriores pidió al Gobierno portugués el plácet para acredítarlo como embajador en Lisboa.Puig de la Bellacasa fue nombrado subsecretario de Asuntos Exteriores en 1978 y, posteriormente, ocupó el cargo de embajador ante la Santa Sede y el Reino Unido. Ha sido, además, director general de Cooperación Técnica Internacional y director general del Servicio Exterior.

En su actual destino sustituye a Gabriel Ferrán de Alfaro,,que pasa a ocupar la embajada de España en Francia.

Ferrán de Alfaro ha estado destinado en las representaciones diplomáticas de España ante Londres, Bogotá, Argel y las Cornunidades Europeas. El hasta ahora embajador en Francia, Juan Durán Loriga, pasa a la situación de retiro.

El Ejecutivo aprobó ayer, además, el nombramiento de José María Luzón como director general de Bellas Artes y Archivos, y de Santos Jullá Díaz como director general del Libro y Bibliotecas. Ambos sustituyen a Jaime Brihuega y a Juan Manuel Velasco, respectivamente, cesados por manifestar su opinión contraria a la posición del Gobierno español en el conflicto del golfo Pérsico.Acuerdos de cooperaciónEl Consejo de Ministros aprobó también la remisión a las Cortes de dos acuerdos en materia de cooperación internacional: sobre promoción y protección recíproca de inversiones con Marruecos y sobre cooperación económica e, industrial con Rumania.

El primero se inserta en el acuerdo marco de cooperación económica entre los dos países, firmado en junio de 1988. y tiene como objetivos reforzar las relaciones económicas, estimular la transferencia de capitales e intensificar y proteger las inversiones recíprocas, especialmente en el ámbito de la tecnología y la industrialización.

El convenio con Rumania, que tendrá una vigencia de diez años, establece los sectores prioritaríos de cooperación, favorece el intercambio de información y los encuentros empresariales. El primer convenio económico con Rumania data de 1977. Hasta ahora, el comercio bilateral con este país era escaso y con un saldo muy deficitario para nuestro país.

Por último, el consejo dio el visto bueno al acuerdo complementario del convenio básico de cooperacion científica y técnica entre España y la República de Honduras, que permitirá la coordinación, bajo unas directrices únicas, de todos los proyectos y programas ejecute España.

Más información en la página 11

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de febrero de 1991

Más información

  • CONSEJO DE MINISTROS_