Participación masiva en el referéndum lituano

Los lituanos acudieron masivamente a las urnas para expresar su voluntad de secesión de la Unión Soviética, haciendo caso omiso a la condena de Moscú a la consulta organizada por las autoridades independentistas de Lituania. En muchas localidades, al mediodía ya había acudido a votar más del 65% del censo. Aunque el resultado del referéndum no se conocerá hasta hoy, una portavoz del Parlamento lituano anunció esta madrugada que la causa independentista había obtenido una "inmensa mayoría", según informa la agencia Reuter.

El presidente de Lituania, Vitautas Landsbergis, cuenta con un nuevo ataque del ejército soviético contra las autoridades electas de la República, "probablemente cuando comience la ofensiva terrestre en la guerra del Golfo", y siempre ante del 17 de marzo, fecha del referéndum convocado por el presidente soviético, Mijail Gorbachov, en toda la URSS y que los lituanos están decididos a ignorar. Según declaró Landbergis a EL PAÍS horas ante de la apertura de la consulta popular sobre la independencia, celebrada ayer, "el segundo golpe llegará pronto, es probable en el momento en que la opinión pública vuelva a estar concentrada en el Golfo".El 13 de enero, dos días antes de que expirara el ultimátum de las Naciones Unidas contra Irak y con la opinión pública internacional concentrada en aquella región, el ejército soviético asaltó varios edificios oficiales en la capital lituana causando la muerte de 14 personas y decenas de heridos.En una conversación en su despacho en la sede del Parlamento, donde vive desde hace más de tres semanas entre barricadas y protegido por la milicia lituana y voluntarios armados, Landsbergis rechazó cualquier acuerdo que no contemple la independencia total de la República.Sin carros de combate

"Van a intentarlo de nuevo como en enero, y nuestras posibilidades de hacerles frente son pocas. Nosotros no tenemos carros de combate. Pero cuando vengan la situación estará más clara. Nosotros estamos haciendo algo útil para la humanidad. Demostramos que es posible mantenerse en los valores fundamentales. Luchamos por reinstaurar la justicia. Gorbachov ha prometido sangre y esto no se ha dicho sólo una vez", señaló Landsbergis, que horas más tarde votó en un colegio electoral situado al lado de la sede parlamentaria, sin duda con un taip (sí en lituano).

No se produjeron incidentes en la jornada ni se confirmaron los temores de muchos lituanos de que el ejército soviético tomara medidas para disuadir a la población de acudir a los colegios electorales. No obstante, el anuncio de la llegada a Lituania de 1.400 miembros de las tropas del Comité de Seguridad del Estado (KGB), procedentes de escuelas militares del KGB en Asia Central y Siberia, y el comienzo hoy de maniobras militares en las tres repúblicas bálticas, refuerzan los temores de una inminente intervención "para reinstaurar la legalidad soviética". Por otro lado, medios políticos en Vilna sugieren que los enigmáticos relevos habidos en la alta dirección del KGB en Moscú podrían tener alguna relación con la crisis del Báltico.

Landsbergis se mostró convencido de que los preparativos para la "segunda operación" están en marcha y las fuerzas comunistas y unitaristas soviéticas piden el derrocamiento del presidente y la disolución del Parlamento electo, al que acusan de practicar una política "criminal", tal como manifestó a este periódico su ideólogo Josas Yermalavicius.

Los resultados no se conocerán hasta el mediodía de hoy, pero se parte de la certeza de que la práctica totalidad de los participantes habrán votado afirmativamente a la pregunta de la consulta: "¿Está usted a favor de que Lituania sea una República independiente y democrática?".

Permitida ayer por las Fuerzas Armadas y el Kremlin, la consulta en Lituania transcurrió sin incidentes. Es ahora la fecha del 17 de marzo, día del referéndum convocado por Gorbachov en toda la URSS, la que parece forzar los acontecimientos si Moscú ha decidido, como parecen indicar las últimas declaraciones y decretos del presidente soviético, poner Fin a los procesos secesionistas en el Báltico.

En la actual situación, el referéndum soviético no podrá celebrarse en Lituania: "El referéndum soviético se celebrará en la URSS, y no en Lituania. Las leyes extranjeras no se aplican en esta República". Landsbergis confirmó que Moscú ha roto en la práctica el diálogo con las autoridades electas de Vilna. El presidente lituano lamentó lo que calificó de pasividad de Occidente, y su "gran cariño hacia Gorbachov", que permite a éste minimizar los costes políticos de su intervención militar.

[Una portavoz del Parlamento lituano anunció esta madrugada que el 91 % de los electores habían votado por la independencia, cuando se llevaba escrutado el 87A de los votos, informa la agencia Reuter.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de febrero de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50