Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

Marruecos se paraliza por una huelga general en solidaridad con el pueblo de Irak

FERRAN SALES Marruecos permaneció ayer prácticamente paralizado como consecuencia de la huelga general convocada en solidaridad con el pueblo iraquí y contra "la invasión imperialista". La mayor parte de la Administración, del comercio, de los servicios y la banca de las ciudades de Fez, Casablanca, Rabat o Agadir, así como de otras poblaciones del norte del país, cerraron sus puertas, sumándose así a la protesta. Muchos ciudadanos optaron por permanecer en sus casas, respetando de esta manera las consignas dadas por los sindicatos de la oposición, que habían pedido a la población que no saliera a la calle para "evitar provocaciones". La calma fue total en el país y al mediodía no se tenían noticias de que se hubieran producido incidentes.

MÁS INFORMACIÓN

Marruecos se sumó ayer de una manera unánime y, tranquila a las movilizaciones en favor del pueblo iraquí, que durante estos últimos días se han estado registrando en todos los países del Magreb. La movilización marroquí, convocada en principio por los dos grandes sindicatos de la oposición -la Central Democrática de los Trabajadores (CDT) y la Unión General de Trabajadores Marroquí (UGTM)- tuvo también el apoyo de la Unión Marroquí del Trabajo, próximo a la Administración, y del propio Gobierno, el cual, horas antes de iniciarse la propuesta, hizo público un comunicado en el que tácitamente respaldaba la huelga general.El comunicado oficial, efectuado en nombre del Gobierno de su majestad el rey, recomendaba a los ciudadanos "observar esta jornada de solidaridad con el pueblo iraquí hermano, en el recogimiento, la disciplina y la solidaridad", una decisión ambigua y polémica, ya que el Gobierno marroquí mantiene en la zona del Golfo a cerca de 1.800 militares, que se alinean junto a las fuerzas occidentales.

Mente y corazón

Es una ambigüedad perfectamente asumida por el Gobierno y la Administración, y por el propio Hassan II, quien en el discurso del pasado 1 de diciembre aseguraba textualmente: "Nuestros corazones están con los iraquíes, aunque nuestra visión sobre lo que está pasando es opuesta a ellos."

Claro está que a continuación el monarca se había mostrado muy severo y había amenazado con establecer el estado de sitio si se producían manifestaciones y desórdenes callejeros. Leyendo con detenimiento el discurso real es imposible mantener con absoluta firmeza que ha habido un cambio de actitud con respecto al tema del Golfo.

Ha habido, eso sí, con el apoyo de la huelga general, un viraje claro en favor de irak, dentro de una singladura ya de por sí ambigua. El Gobierno está convencido de que con esta concesión a la movilización popular en favor de Irak podrá quedar totalmente restablecido el orden y la normalidad de la vida ciudadana, colapsada o en tensión desde que estalló el conflicto.

El Ministerio de Educación ha anunciado ya que las clases en las escuelas primarias, en los colegios y liceos, se reanudarán entre hoy y mañana. Se incluye en este apartado la normalidad académica en los liceos franceses y en el American School, dependiente de la Embajada norteamericana y cuyos profesores partieron a Estados Unidos al iniciarse la guerra. El comunicado del ministerio no dice nada con respecto a la reanudación de las clases en la Universidad.

Las calles y avenidas del centro de Rabat permanecieron ayer por la mañana semivacías, con más circulación que en un domingo cualquiera, pero menos que en un día laborable. No había crispación ni tensión en el ambiente.

Aparentemente, tampoco se habían incrementado las fuerzas policiales y militares que se encuentran apostadas de forma permanente en las ciudades desde el pasado 14 de diciembre, fecha de la huelga general.

Dentro de este clima de estudiada tranquilidad, el Tribunal de Apelación de Fez ha decretado la libertad provisional de cuatro jóvenes detenidos hace una semana en la medina de esta ciudad, después de haber participado en una manifestación en favor de Irak. Los cuatro jóvenes serán juzgados en los próximos días.

El contrapunto de esta relajada situación ha sido la detención en la localidad de El Hajeb, cerca de Mequinez, de Abderramán El Boukli, responsable de la Asociación Islámica, quien fue arrestado por la policía después de leer públicamente un comunicado de apoyo a Irak. Se desconoce con exactitud el contenido del comunicado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de enero de 1991

Más información

  • La Administración y los bancos también se sumaron a la protesta