Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

Una marea de 11 millones de barriles

El ministro del Petróleo de Arabia Saudí, Hisham Nazer, dijo ayer que el vertido de crudo en el golfo Pérsico era de 11 millones de barriles de petróleo. Nazer solicitó una "solución radical" para este problema. La mancha de 50 kilómetros de largo y 15 de ancho avanza a razón de unos 20 kilómetros al día y ha alcanzado instalaciones frente a las costas saudíes. Irán, neutral en la guerra, ha solicitado una acción internacional contra el vertido.El general estadounidense Pat Stevens manifestó que, aunque la mancha negra continuaba avanzando, "aparentemente, el bombeo de petróleo había cesado como consecuencia de las acciones emprendidas el sábado y el domingo por la aviación aliada", informa Carlos Mendo. La destrucción de los oleoductos que unen la costa de Kuwait con la terminal fue llevada a cabo por los F-111 invisibles norteamericanos.

Por su parte, Irak acusó a la aviación "de la alianza americano-atlántico-sionista" de haber provocado un incendio y un nuevo vertido de petróleo en aguas del golfo Pérsico al bombardear los oleoductos de Kuwait.

La contención y reducción de la marea negra consiste en aislarla mediante un cinturón de material sintético, para absorber luego con bombas de succión el crudo de la superficie del mar. "Más que de dinero, el problema es de tiempo, porque necesitaríamos más de un año para fabricar un cinturón sintético de 600 kilómetros para rodear la mancha", dijo a Efe un técnico de la empresa japonesa Bridgestone.

Hasta ahora sólo los funcionarios de la empresa petrolera estatal Saudi Aramco y otros funcionarios estatales saudíes se han movilizado para combatir el vertido. La operación en Arabia saudí, Bahirain y Qatar ha consistido en defender tramos de costa y a las desalinizadoras con barreras sintéticas.

Mientras, la oferta de ayuda llueve de todo el mundo. Ayer por la mañana llegaron a Riad técnicos de cuatro agencias estatales de EE UU. Un equipo de la británica Southampton Oil Spill Response Centre, perteneciente a 10 petroleras, entre ellas Aramco, se dirigía a Arabia Saudí. Una fuente de la Agencia Internacional de la Energía dijo ayer a EL PAÍS que Canadá, EE UU, y Noruega -como miembros de la agencia- y Francia como observadora en ella, habían ofrecido asistencia técnica pero no habían recibido respuesta aún. España también colaborará en las tareas de descontaminación en el marco de una acción conjunta de la Comunidad Europea, según declaró el director general de Seguridad Marítima y Lucha contra la Contaminación, Emilio Martín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de enero de 1991