GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

"Bagdad estaba iluminada como un arbol de Navidad"

"Era tremendo, Bagdad estaba iluminada como un árbol de Navidad", declaró ayer el comandante de un ala de cazabombarderos norteamericanos a su regreso del ataque contra la capital iraquí. "No se me acababa la adrenalina. Eran muchísimas las bombas que explotaban. Ha sido un despliegue inmenso", dijo otro piloto que había participado en los primeros bombardeos de la guerra del Golfo para expulsar a Irak de Kuwait.Los misiles de crucero Tomahawk lanzados desde navíos norteamericanos y cientos de aviones -cazabombarderos F-15E norteamericanos y saudíes, Tornado británicos y saudíes, Jaguar franceses y Hawk kuwaitíes- despegaron de las bases de Arabia Saudí y el Golfo en la madrugada del jueves para la ofensiva contra Irak.

Los pilotos han manifestado que sus objetivos incluían las bases de misiles tierra-aire situadas alrededor de Bagdad. El presidente norteamericano, George Bush, anunció que sus fuerzas estaban decididas a liquidar las armas químicas y el potencial nuclear iraquí. La falta de respuesta militar del Ejército iraquí ha sido una sorpresa para muchos observadores y parece indicar, según éstos, que la primera oleada de bombardeos durante la madrugada logró destruir gran parte de las baterías de misiles.El capitán Stephen Tate, piloto de un F-15, derribó un caza iraquí cerca de Bagdad con un misil Sparrow. "La ciudad entera chispeaba bajo nosotros". De repente, vio ante él un avión enemigo, ajustó el blanco y disparó el misil, guiado por radar y con un alcance de hasta 40 kilómetros. "Se convirtió en una gran bola de fuego. Fue muy excitante. Me sentí muy bien. Nunca había tenido esta experiencia", declaró Tate, al que su equipo de tierra dio un recibimiento clamoroso.

El general H. Norman Schwarzkopf, comandante en jefe de las fuerzas norteamericanas desplegadas en el Golfo, había arengado a sus tropas nada más comenzar la operación de bombardeo masivo sobre las fuerzas iraquíes. "Os habéis entrenado con dureza para esta batalla y estáis preparados. Mi confianza en vosotros es total. Nuestra causa es justa. Ahora tenéis que ser el trueno y el relámpago de esta tormenta del desierto".

El mando militar iraquí, por su parte, afirma que sus fuerzas han derribado 14 aviones aliados, aunque tanto las Fuerzas Aéreas de Francia como las de Kuwait afirman que todos sus aviones volvieron a las bases.

Washington y Londres han reconocido la pérdida de un F-15 y un Tornado, respectivamente. Las fuerzas franceses anunciaron que cuatro de sus aviones habían sido tocados por el fuego antiaéreo iraquí en Kuwait.

La pequeña fuerza aérea de Kuwait, que logró huir de la invasión iraquí el pasado 2 de agosto, participó en las operaciones con 12 aviones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 17 de enero de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50