Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:MÚSICA CLÁSICA

Conciertos para Víctor Martín

Con carácter de homenaje a Víctor Martín, concertino de la Orquesta Nacional y director de la Orquesta Española de Cámara, la Orquesta Nacional de España, dirigida por José Luis Temes y con el propio Martín como solista, ofreció tres obras españolas para violín y orquesta: Cadencias, de García Abril; Concierto, de José Luis Turina, y Concierto de El Escorial, de Claudio Prieto. Cadencias, que estrenara Víctor en 1972 con Rowicki, se escucha con cierta frecuencia, y el Concierto de Turina, dado por vez primera en el Festival de Alicante en 1988, también con Martín como protagonista, ha sido comentado en esta sección. Sólo la partitura de Claudio Prieto constituía una novedad absoluta.La partitura de Prieto está estructurada en dos grandes secciones separadas o unidas por una brillante cadencia; en la primera afloran giros, ritmos, acentuaciones y estilemas dieciochescos, si concomitantes o procedentes de Nebra o Scarlatti, en realidad totalmente incorporados al acervo y a la invención personal del músico palentino. La segunda sección es larga y bellamente contemplativa. El autor no está ya dentro, sino frente al monasterio, sin que pueda evitar que con la evocación de lo que ven sus Ojos se alcen las significaciones místicas y unas formas que no son mera arquitectura. En conjunto, y sobre todo la segunda mitad, la obra es muy bella, y todo el homenaje fue un triunfo para Víctor Martín, los tres compositores interpretados por él y por la inquieta y cuidadosa batuta de José Luis Temes.

Orquesta Nacional de España

Director: J. L. Temes. Solista: V . Martín. Obras de García Abril, Prieto y Turina. Auditorio Nacional. Madrid, 16 de enero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de enero de 1991