_
_
_
_

Hallados los cadáveres de dos marroquíes en una playa del Estrecho

La Guardia Civil ha interceptado en las últimas horas en la costa andaluza n Nerja (Málaga) y Tarifa (Cádiz)- dos operaciones de entrada ¡legal de norteafricanos y ha localizado en una playa del Estrecho dos cadáveres de ciudadanos marroquíes presumiblemente integrantes de una tercera expedición frustrada. En Nerja fueron detenidos seis marroquíes que viajaban en un barca en la que transportaban también 1.000 kilos de hachís, mientras que en Tarifa fueron capturados cinco presuntos inmigrantes ilegales: dos; ciudadanos de Malí, otros dos de Suráfrica y un quinto que dijo estar nacionalizado francés.La Guardia Civil encontró los cadáveres de los dos marroquíes en una zona costera de Tarifa conocida como El Tejar. El hallazgo del, primer cadáver, con abundante cantidad de sangre sobre el rostro, se produjo el pasado martes y el segundo en la tarde de ayer.

Los cuerpos fueron hallados cerca de una embarcación del tipo de las utilizadas desde el otro lado del Estrecho para cruzar a España. La policía sospecha que ambas muertes se produjeron al zozobrar la embarcación y golpearse los marroquíes, a los que se considera inmigrantes ilegales, con alguna piedra de la playa.

Estos marroquíes, según la Guardia Civil, no están relacionados con los cinco africanos detenidos también en el término de Tarifa, que permanecían a primeras horas de la tarde de ayer en la comisaría de policía de Algeciras, donde se examinaba su documentación y se preparaba su expulsión.

Por su parte, la Guardia Civil de Motril (Granada) interceptó a la una de la madrugada en Nerja una embarcación con seis ciudadanos de nacionalidad marroquí. A bordo de la embarcación se encontraron 1.000 kilogram6s de hachís.

Encerrados en Castellón

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Mientras tanto, el Gobierno Civil de Castellón ha decidido endurecer las condiciones del encierro que desde hace tres semanas mantienen unos .200 inmigrantes norteafricanos en una iglesia de la localidad de Vila-real y ha ordenado a la policía que impida que los encerrados reciban víveres o cualquier apoyo exterior, según informa Santiago Navarro. El Gobierno Civil pretende así que los inmigrantes cesen en su protesta y abandonen el templo por iniciativa propia.

Finalmente, 10 polizones liberianos lograron escapar el martes de un buque atracado en el puerto de Valencia, donde permanecían retenidos tras ser descubiertos en la travesía entre Costa de Marfil y Valencia.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_