Defensa admite que el Ejército elabora planes para enviar tropas al Golfo como "documentos de trabajo"

El Ministerio de Defensa admitió ayer, mediante una nota oficial, que el Estado Mayor del Ejército de Tierra ha elaborado planes para el envío de tropas españolas a Turquía y al golfo Pérsico, en el marco de un hipotético agravamiento de la actual crisis. No obstante, la misma nota restaba valor a dichos planes, a los que calificaba de meros "documentos de trabajo", asegurando que su resultado no altera la decisión del Gobierno de no enviar tropas terrestres a la zona.

Más información

El jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, Ramón Porgueres Hernández, ordenó ayer la apertura de una investigación para determinar el origen de la filtración de los planes Papá Tango y Papá Golf, que prevén el envío de tropas españolas a Turquía y el golfo Pérsico y han sido difundidos por el diario El Mundo. Fuentes del Cuartel General del Ejército aseguraron que, desde la invasión de Kuwait, el 2 de agosto, el Estado Mayor de Tierra empezó a elaborar planes, que se han actualizado regularmente, para el caso de que el Gobierno decidiera el envío de tropas terrestres a la zona. Dichas fuentes señalaron que se trata de "documentos de trabajo" y "ejercicios de previsión teórica", similares a los que existen desde hace tiempo en relación a hipotético conflicto en Centroeuropa o el norte de África.Por su parte, un portavoz del Ministerio de Defensa señaló ayer que "sistemáticamente, los estados mayores de los tres ejércitos realizan estudios sobre todas las eventualidades posibles" y que tanto Tierra como la Armada o la Fuerza Aérea han realizado varios planes en torno a una eventual participación militar española en Próximo Oriente. Según el portavoz, para que dichos planes dejen de ser meros estudios teóricos y se conviertan en planes de actuación es preciso que el ministro de Defensa dicte una instrucción al respecto, lo que no se ha producido hasta el momento. El director general de Relaciones Informativas del Ministerio de Defensa, Lluis Reverter, calificó el domingo, durante la celebración de la Pascua Militar, de "informaciones erróneas y sin fundamento" las primeras noticias publicadas en torno a la existencia de planes para el envío de tropas españolas al golfo Pérsico. "Si hay papeles, que los enseñen", manifestó, según publicaba ayer El Mundo. [Reverter dijo anoche a este periódico que no recordaba todos los extremos de su conversación con El Mundo, aunque le extrañaba una afirmación suya en ese sentido"].

No se enviarán tropas

El portavoz de Defensa indicó ayer que los estudios no han sido ordenados por Serra, sino realizados a iniciativa propia por los estados mayores, y que, sí bien el ministro conoce su existencia, no ha sido informado de su contenido "porque no hay razón para ello". La nota oficial señalaba que se trata "de un trabajo interno que no vincula a los Órganos Centrales del Ministerio de Defensa ni al Gobierno" y que, su elaboración "no altera la decisión del Gobierno, en el sentido de que España no ha evaluado la posibilidad de destacar efectivos del Ejército de Tierra a la zona, ni tiene el propósito de hacerlo".

El mismo documento dice que "las órdenes y planes que se deriven de esta DIRPLAN (Directiva de Planeamiento), y hasta que se produzca una decisión superior, sólo se considerarán a nivel preventivo de planeamiento. Por lo tanto, no se iniciará ninguna acción ejecutiva hasta que no se reciba la orden en concreto".

La difusión de los planes por el diario El Mundo provocó ayer un profundo malestar en el Estado Mayor del Ejército de Tierra, cuyo jefe, el teniente general Ramón Porgueres, ordenó la apertura de una investigación para determinar el origen de su filtración a la prensa. El general Porgueres expresó su convencimiento de que el documento tenía carácter secreto, a pesar de que en Defensa existían dudas sobre si había sido clasificado legalmente como tal, y en medios del Cuartel General del Ejército se consideraba probable la intervención del Cesid (servicio de información militar) en la investigación.

El Código Penal Militar castiga con penas que van desde uno hasta 10 años de cárcel al militar que revelare información relativa a la seguridad nacional, incluso si no hubiera sido legalmente clasificada. Aunque el jefe del Estado Mayor del Ejército, firmante de los planes, recalca al pie de los documentos el "carácter secreto" de los mismos y advierte que debe limitarse su conocimiento al "personal indispensable", los textos carecen de algunas medidas de seguridad habituales en estos casos. De los planes existen 30 copias, remitidas a los mandos implicados en la operación.

El primer receptor del documento secreto Papá Tango es el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Gonzalo Rodríguez Martín-Granizo, a quien correspondería el mando de las tropas españolas asignadas a la operación. Sin embargo, "el control operativo será transferido a la autoridad militar que designe AFSOUTH [Mando de la OTAN para el sur de Europa]", siguiendo el modelo habitual de participación de efectivos españoles en ejercicios de la Alianza.

Los planes Papá Tango y Papá Golf fueron elaborados por el Estado Mayor del Ejército durante el pasado mes de diciembre, aunque según fuentes militares existen versiones anteriores de los mismos. En los documentos se hace constar expresamente que "todas las acciones que se deriven de este DIRPLAN tendrán absoluta prioridad sobre cualquier otra actividad, de la índole que sea".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 07 de enero de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50