La fusión de las compañías Ebro y Agrícolas recibe unas exenciones del 70%

La fusión entre las empresas Ebro, Compañía de Industrias Agrícolas y Azucarera Ibérica tendrá unas bonificaciones fiscales del 70% sobre el impuesto de sociedades, según determinó ayer el Ministerio de Economía y Hacienda. Estos beneficios se elevan a 5.718 millones de pesetas, por lo que tendrán que pagar 2.450 millones de impuestos.

La Comisión de Fusiones del Ministerio, que se reunió ayer por la tarde sólo reconoció una afloración de plusvalías de 23.340 millones de pesetas frente a los 66.064 millones que habían solicitado las empresas. Dicha comisión ha utilizado el mismo rasero que con las otras fusiones en las que aparece un alto grado de vinculación entre las empresas que se fusionan. El impuesto de sociedades sobre el que se aplican las bonificaciones fiscales se aplica sobre el 35% de dichas plusvalías. Por lo tanto, dicho impuesto es de 8.168, sobre los que descuenta el mencionado 70% de exenciones.La concesión de estas exenciones ha coincidido con la aprobación de fusión por parte del Consejo de Ministros. La intervención del Gabinete en esta operación se debe a que las propias empresas habían solicitado el dictamen sobre la fusión a la Dirección General de la Competencia que lo pasó al Tribunal de Defensa de la Competencia. Éste elevó su dictamen positivo al Consejo de Ministros para que aprobase la operación. Las fusiones sólo pasan por el Consejo en caso de que se someta a la decisión de la Competencia.

El principal accionista de la nueva sociedad será el grupo kuwaití KIO que controlaba el capital de Ebro y que pasará a tener el principal paquete de la nueva Ebro Agrícolas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de diciembre de 1990.

Lo más visto en...Top 50