Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bjoern Enholm, candidato a la presidencia de los socialdemócratas alemanes

El Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) pareció cerrar ayer la crisis abierta tras la derrota de su candidato en las últimas elecciones generales, Oskar Lafontaine, y su posterior negativa a hacerse cargo de la presidencia del partido. Bjoern Enholm, de 51 años, el actual primer ministro del land de Schleswig-Holstein, aceptó presentarse como candidato a la presidencia del más viejo partido alemán.

Fuentes próximas al SPD indicaron que Enholm, el cual en un principio se había negado a ser el sustituto del presidente saliente Hans Jochen Vogel, cambió de opinión gracias a las presiones del presidente de honor del partido y ex canciller, Willy Brandt, el cual estaba decidido a acabar con la crisis y prepararse para obtener una revancha en las próximas elecciones al land de Hesse a finales de enero.Enholm, un hombre bien parecido que fuma en pipa y posee un indiscutible atractivo entre las mujeres, está considerado -junto con Lafontaine y el primer ministro de la Baja Sajonia, Gerhard Schroeder- como uno de los nietos de Brandt, la nueva generación socialdemócrata que se perfilaba como la fuerza dominante en la política alemana de finales de siglo, antes de que el proceso de unificación alemana se volviera en su contra y propulsara a los democristianos.

Se espera que Enholm, el cual seguirá ejerciendo su puesto en Kiel, inicie la renovación del partido, aunque Vogel será el presidente del grupo parlamentario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de diciembre de 1990