Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno británico advierte de los riesgos de cubrir alimentos grasos con plástico

El Gobierno británico ha advertido que puede ser peligroso para la salud el empleo de plásticos autoadhesivos para envolver productos grasos. Los usuarios deben evitar también cocinar en hornos de microondas alimentos cubiertos con estos plásticos, aunque no corren riesgos si los usan en procesos de calentar o descongelar.

La advertencia ha sorprenddio e irritado a la industria, que la considera alarmista y falta de pruebas. Los laboratorios del Ministerio de Agricultura británico han pedido a los consumidores que adopten la medida preventiva de no envolver en plástico adhesivo alimentos grasos, por temor a que puedan pasar a los productos sustancias tóxicas o cancerígenas. Las sospechas no están corroboradas con datos, y así lo reconocen las propias autoridades."El que productos químicos pasen de plásticos adhesivos a los alimentos no significa que el proceso sea peligroso", dice Michael Knowles, científico jefe del ministerio, "pero indica la necesidad, como medida de precaución, de realizar más análisis hasta comprobar que los niveles de ingesta son seguros".

Los mismos laboratorios comprobaron hace tres años que el plastificador usado hasta entonces para dar flexibilidad a estos plásticos ultraligeros, conocido en inglés como DEHA, producía cáncer en ratones sometidos a una intensa dieta de este producto. El compuesto perdió mercado tras aquella denuncia y fue sustituido por ATBC (citrato de tributil acetil), cuyos efectos no han podido ser todavía analizados con profundidad.

Cautelas

De ahí la nota oficial de cautela que establece, además, que estos plásticos no debe usarse para cubrir platos o envolver alimentos que vayan a ser cocinados en los microondas, si bien es tolerable su uso para calentar o descongelar en los microondas y para cubrir otros alimentos. El ministerio indica que estos plásticos deben llevar una nota que advierta de los límites de su uso.La mayoría de los plastificadores se disuelven en contacto con grasas, proceso acelerado por el calor, pero la Asociación de Consumidores ha pedido a la población que no se alarme y siga las directrices gubernamentales, mientras el Centro Consultivo sobre Seguridad en la Alimentación recomienda el empleo de papeles resistentes a las grasas como envoltorios. La industria, sin embargo, ha puesto el grito en el cielo por la falta de pruebas con que se ha hecho la advertencia. "En el informe no hay ninguna indicación de que estos productos causen cáncer", dice un destacado fabricante.

El plástico autoadhesivo tiene tantos usos susceptibles de riesgo, que la vaguedad del aviso tiene desorientados a los consumidores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 1990

Más información

  • Para la industria, el consejo carece de pruebas