Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el poeta griego Yanis Ritsos

Autor de 117 libros, fue aclamado como 'poeta de los trabajadores'

El poeta griego Yanis Ritsos murió en la madrugada del lunes, a los 81 años, en Atenas, tras una larga enfermedad complicada por una bronquitis. En los últimos meses se negaba a comer. Comunista, aclamado como poeta de los trabajadores, es autor de 117 libros, traducidos a 21 idiomas. Mikis Theodorakis puso música a su poema Epitafio. Autor de la resistencia y el combate, la angustia de la soledad es otra de las ideas que recorren su obra.

Recientemente, Ritsos rehusó educadamente una entrevista con la agencia Reuter diciendo: "Soy un hombre viejo y siento que el final está próximo. Ahora es tiempo de silencio y compromiso con la idea de la muerte y la eternidad". Ritsos fue encarcelado y exi liado repetidamente después de la II Guerra Mundial por sus posiciones políticas. Después de la junta militar que tras siete años cayó en 1974, su trabajo fue republicado y Theodorakis puso música a varios de sus poemas, que se convirtieron en los cánticos favoritos de estudiantes y trabajadores durante manifestaciones políticas y antiamericanas en los últimos años de la década de los setenta v en los ochenta. Su poema de 1959 Romiosini se convirtió en un himno no oficial para la izquierda griega.

Hijo de unos padres que se llamaban Libertad (Elesteria y Elesterios), creció en un ambiente izquierdista que lo caracterizó como el poeta de los revolucionarios y de los trabajadores. Con la temprana pérdida de su familia y aquejado de tuberculosis, comenzó su obra en Atenas entre sanatarios y pequeños trabajos que le ayudaban a subsistir.

Más tarde trabajó como actor y director de un taller de teatro de trabajadores y publicó sus poemas en el periódico Rizospastis del Partido Comunista de Grecia (KKE). Siguieron los anos más productivos de Ritsos, en los que publicó el poema Epitafio, que vendió 20.000 copias en 1936, El canto de mi hermana, al año siguiente, y otras obras. Participó en el frente de guerra albanés y sobrevivió al llamado invierno del hambre en 1942 gracias a un llamamiento público de ayuda hecho por un colega con el título El poeta debe vivir.

Exilios

Su participación en diversas organizaciones contra la ocupación alemana durante la II Guerra Mundial le costó una sucesión de confinamientos que destruyeron aún más su salud. Perseguido por las dictaduras, sufrió exilio, en 1948 a Linmos y a Macrónisos, donde escribió un diario y otros poemas cuyos manuscritos encerraba dentro de botellas.Uno de estos poemas consiguió salir al exterior en 1950: Carta a Solio Kiuri, en el que denunciaba las condiciones de vida de los deportados comunistas, lo que le granjeó el apoyo incondicional de Pablo Neruda, de Picasso y de Louis Aragón, que contribuyeron a que se le dejase en libertad en 1952, aunque su obra se prohibió a nivel nacional.

Recibió el Premio del Poeta de la Paz Mundial, de las Naciones Unidas, además del Premio de Paz para la Cultura del Consejo Internacional de la Paz y el Premio Lenin; Ritsos pasó a ser una figura internacional.

Aragon le calificó en .1947 como "uno de los más grandes y singulares poetas de hoy en día". El reconocimiento internacio nal en 1970, con su elección como miembro de la Academia de Científicos y de Letras de Mainz en Alemania Occidental, lo encontró bajo arresto domiciliario. Ritsos recibió 22 premios internacionales a lo largo de su carrera y fue elegido como miembro de varias academias literarias europeas. Su trabajo ha sido recopilado y publicado en nueve volúmenes de difusión masiva.

La pérdida de Ritsos constituye un gran golpe para Grecia, que en menos de 24 horas se vio despojada no solo de su querido poeta, sino también de la presencia del gran actor teatral griego Alexis Minotis, que falleció la noche del sábado de un infarto, en la ciudad de Atenas, a los 90 años de edad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de noviembre de 1990