_
_
_
_

España y EE UU acuerdan el modo en que la URSS inspeccionará las bases de Torrejón y Zaragoza

Miguel González

El Gobierno español y el de Estados Unidos han llegado a un acuerdo sobre la forma en que la Unión Soviética y los restantes países que componen el Pacto de Varsovia podrán inspeccionar las instalaciones militares utilizadas por las Fuerzas Armadas norteamericanas en España. Estas inspecciones serán un hecho habitual a partir de¡ año que viene, como consecuencia del tratado sobre Fuerzas Convencionales en Europa (CFE), que firmarán el próximo día 19 en París los jefes de Estado y de Gobierno de los 22 países miembros de las dos alianzas militares. Dicho tratado prevé, entre otras medidas de verificación, la realización de inspecciones in situ para comprobar el cumplimiento de lo pactado.

Según ha declarado a EL PAÍS el director general de Seguridad y Desarme del Ministerio de Asuntos Exteriores, Carlos Miranda, el acuerdo alcanzado con EE UU, que debe plasmarse en un intercambio de notas verbales, es "escrupulosamente respetuoso con el convenio bilateral vigente y con la soberanía española sobre las bases" utilizadas por las Fuerzas Armadas norteamericanas. El tratado CFE contiene una regulación genérica de las inspecciones a las fuerzas extranjeras desplegadas en otros países, pero Madrid expresó a Washington la "conveniencia" de concretar de mutuo acuerdo la aplicación de esta norma a sus efectivos estacionados en España, ya el estatuto jurídico de las bases norteamericanas en Europa es muy diferente según los distintos países.Tras las conversaciones celebradas, se ha decidido que el anfitrión de los inspectores del Pacto de Varsovia que visiten las instalaciones estadounidenses sea español, como corresponde a unas bases bajo soberanía nacional. En cambio, el objeto de verificación en estos casos será EE UU, por lo que el eventual incumplimiento por las fuerzas norteamericanas de lo dispuesto en el tratado será imputable a dicho país.

Las inspecciones afectarán fundamentalmente a las bases de Torrejón (Madrid), mientras permanezcan en ella los F-16 del Ala 401, y Zaragoza, donde se desplazan para entrenar en el polígono de Las Bardenas aviones norteamericanos procedentes de otros países europeos; así como, eventualmente, a Morón (Sevilla). La base de Rota (Cádiz) quedará excluida en principio de estas visitas.

La verificación de lo estipulado en el tratado afectará también a la totalidad de las bases militares españolas, que recibirán entre 10 y 20 visitas anuales de delegaciones del Pacto de Varsovia para comprobar que España cumple sus compromisos adquiridos. El Ministerio de Defensa ha creado ya una unidad de verificación, mandada por el general de brigada de Infantería Víctor Suances Pardo, cuya misión consistirá tanto en recibir y acompañar a las delegaciones que visiten España como, a su vez, desplazarse a los países del Pacto de Varsovia para comprobar el cumplimiento del acuerdo.

España está negociando con sus socios de la OTAN y de la UEO la creación de equipos multinacionales para las inspecciones en el Este. La unidad creada por Defensa contará con el apoyo del Ministerio de Exteriores, al que corresponde la responsabilidad de las comunicaciones derivadas de la verificación del tratado, que se estiman en unas 40.000 anuales. La aplicación del CFE no limitará apenas el potencial del Ejército español.

No obstante, España se ha comprometido ante la OTAN ha reducir de 856 a 794 su parque de tanques, por lo que destruirá 62 viejos carros M-47. El número de unidades eliminadas será muy superior si culminan con éxito las negociaciones para traer a España entre 400 y 500 tanques norteamericanos M-60 que deben retirarse de Centroeuropa, ya que el Ejército deberá desprenderse de tantos tanques como adquiera.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Para Carlos Miranda, el tratado CFE, primer acuerdo de desarme que va a firmar España en su historia, supone un paso más en la "normalización" de este país corno miembro del concierto europeo y mundial de naciones. Como símbolo de esta voluntad, los países de la OTAN y del Pacto de Varsovia firmarán en París una declaración en la que renuncian al uso de la fuerza para dirimir sus diferencias.

Iniciativa contra la base

[Por otro lado, el pleno de las Cortes de Aragón aprobó ayer, con la única abstención del Grupo Popular, una proposición no de ley por la que se insta al Ejecutivo aragonés a que realice gestiones ante el Gobierno para recabar la supresión de la base militar de utilización conjunta de Zaragoza, informa Efe.

Los controladores del aeropuerto de esta ciudad aceptarán su progresiva sustitución por personal militar y el traslado a otras ciudades españolas, informa la misma agencia].

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miguel González
Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_