Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JORNADA ELECTORAL VASCA

El PNV y el PSOE se muestran dispuestos a iniciar las negociaciones para formar Gobierno

El PNV recuperó ayer la primera posición en el Parlamento autónomo al conseguir 22 escaños frente a los 17 de las elecciones de 1986, según los datos oficiales una vez finalizado el recuento. El Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE), con 16 escaños frente a los 19 que tenía anteriormente, pierde posiciones, aunque los pronósticos apuntan que seguirá gobernando en coalición con el Partido Nacionalista Vasco, según adelantaron dirigentes de ambos partidos.

Tanto el PNV como el PSE-PSOE se muestran abiertos al diálogo para la formación del nuevo Gobierno. Tanto José Antonio Ardanza, que repetirá como lehendakari, como el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, adelantaron ayer que abrirán conversaciones con el PSE-PSOE y se comprometieron a que el futuro Gobierno quedaría formado antes de las Navidades. Ramón Jáuregui, secretario general de los socialistas vascos, se mostró receptivo al anuncio del PNV y matizó: "Siempre que exista una aproximación programática suficiente y un encaje político razonable que dé continuidad a lo que ha sido la anterior experiencia de gobierno".Las negociaciones entre ambos partidos para formar Gobierno pueden alargarse en la medida que los nacionalistas tratarán de recuperar algunas carteras ante él nuevo panorama más favorable para sus posiciones. El PNV ha ganado 5 escaños -al pasar de 17 a 22- y el PSOE ha perdido tres -de 19 a 16-. Ambos partidos unidos en coalición consiguen exactamente los escaños necesarios para la mayoría absoluta del Parlamento vasco -38 escaños sobre un total de 75-, mientras que una posible coalición nacionalista a tres bandas (PNV, EA y EE) se quedaría en los 37.

Herri Batasuna se mantiene como tercera fuerza del País Vasco y repite resultados (13 escaños). En Guipúzcoa, su bastión más firme, se convierte en el partido más votado junto al PNV, lo que ya consiguió en las elecciones generales de octubre de 1989. Los otros dos partidos nacionalistas, Eusko Alkartasuna y Euskadiko Ezkerra, sufren un claro descenso. El primero pierde cuatro escaños y el segundo, tres.

Junto al PNV, los partidos que ayer mejoraron sus posiciones fueron el Partido Popular (PP), que pasa de dos a seis escaflos, y Unidad Alavesa (UA), la gran sorpresa de la jornada, que consigue tres parlamentarios. Esta agrupación, se formó hace un año tras una escisión del PP dirigida por Pablo Mosquera.

Tal como anticipaban los sondeos preelectorales, el Centro Democrático y Social sufre su tercer descalabro consecutivo en unos comicios autonómicos: Galicia, Andalucía y el País Vasco.

Conciencia ciudadana

La abstención ha aumentado en más de nueve puntos respecto a las autonómicas de 1986. Según datos oficiales, la participación definitiva es de 61,13%. El temor a una elevada abstención, favo recida por una climatología muy desapacible, hizo que el Gobierno vasco lanzara a media tarde un llamamiento a la "conciencia ciudadana". A la tarde, Iñaki Alba, director de Procesos Electorales del Ejecutivo vasco, apeló a la "conciencia ciudadana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de octubre de 1990

Más información

  • La abstencion superó en nueve puntos la registrada en las anteriores autonórmicas