Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fuga de Kadare y conmociona Albania

La solicitud de asilo político en Francia del escritor albanés Ismail Kadare ha provocado una grave conmoción en Albania. Las autoridades de Tirana intentan restar importancia al hecho, que califican como "acto privado de un particular". Nada más llegar por los teletipos la noticia a Tirana fueron retirados de las librerías los libros de Kadare, que ocupaban los puestos de honor en los escaparates.

Los medios de comunicación albaneses dieron ayer una escueta información sobre la huida del país del escritor considerado un héroe nacional. La noticia conmocionó a los medios intelectuales de Tirana, que se enteraron de inmediato por las radios occidentales.La vigilancia policial en la ciudad, intensificada para la cumbre balcánica, que concluyó el jueves, se mantiene, al igual que el despliegue en torno a las embajadas que se realiza desde que en julio miles de albaneses se refugiaran en sedes diplomáticas forzando así su salida del país.

Los ministros de Exteriores de los otros cinco países que participaron en la cumbre balcánica abandonaron ayer Tirana, no sin antes expresar su confianza en que el proceso de cooperación regional imponga finalmente un proceso de democratización real en Albania.

El ministro rumano, Adrian Nastase, manifestó a EL PAÍS que también en Albania está actuando "la contaminación de valores" que puso en marcha la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE) en el resto de los países del Este. El ministro búlgaro, Liuben Gozev, se declaró convencido de que en el actual Gobierno hay fuerzas decididas a la integración total en Europa, condicionada a la liquidación del régimen actual.

Las reacciones del primer ministro albanés, Adil Carcani, y del ministro de Exteriores, Raiz Malile, a la huida de Kadare parecen fortalecer la tesis de una dura pugna entre el sector inmovilista y los aperturistas.

Mientras Malile, considerado el miembro mas europeísta del régimen, reaccionó sonriente diciendo que el proceso de democratización es irreversible, Carcani se mostró irritado ante los periodistas y se negó a comentar el caso Kadare.

Medios políticos en Tirana aseguran que la fuga del escritor podría favorecer la estrategia de Malile de contraer los necesarios compromisos exteriores para poner al sector inmovilista en una posición en que no pueda rechazar los cambios.

Kadare será sin duda tema de debate en la CSCE que se celebra el mes próximo en París. Las autoridades niegan que existan diferencias en la cúpula, y todos insisten en que Ramiz Alia es el gran reformador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de octubre de 1990

Más información

  • El Gobierno retira todos los libros del escritor