Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Error de transcripción

En el artículo titulado El Parlamento Europeo se lava las manos en su condena del racismo y la xenofobia, publicado el 11 de octubre en EL PAÍS, se afirma que "el eurocomunista Antoni Gutiérrez Díaz se puso al lado del yerno de Ruiz-Mateos y otros nueve eurodiputados españoles, (ocho del PP)".Esta afirmación lapidaria tiene su origen en un error de transcripción que figura en el acta de votación nominal anexo al diario de sesiones del 10 de octubre, del que he solicitado la oportuna rectificación.

En efecto, no tendría ningún sentido que yo hubiera votado en contra de una enmienda presentada por mi propio grupo, por la Izquierda Unitaria Europea (IUE), del que soy vicepresidente, solicitando del Parlamento el compromiso de publicar y difundir el Informe Ford contra el racismo en todos los países de la Comunidad. Mi posición, como la de mi grupo, ha sido unánime y coherente en su apoyo al Informe Ford, como lo demuestra la intervención en el pleno de las portavoces de IUE, Teresa Domingo Segarra y Dacia Valent, miembros de la comisión parlamentaria de investigación del racismo y la xenofobia.

Mi posición, como la de mi grupo, IUE, ha sido en este tema diametralmente opuesta a la defendida por "el yerno de Ruiz-Mateos y otros nueve eurodiputados españoles", que votaron en contra de nuestra enmienda.

Afirmar lo contrario supone una inexactitud que hubiera merecido por parte de su corresponsal una verificación previa, dada su importancia, sobre todo cuando nuestro grupo ha sido promotor de la resolución aprobada por el Parlamento Europeo y hajugado un papel clave en su configuración.- Eurodiputado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de octubre de 1990