Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La noche de Isabel Pantoja

Isabel Pantoja bajó caminando, en la noche del jueves, pasando .casi inadvertida por la Gran Vía madrileña del brazo de Juan Gabriel, cantante y compositor. Al frente, un tumulto de curiosos y periodistas rodeaban el paseíllo de roja alfombra por dónde pasaban todos los invitados al estreno de la primera película de la popular cantante, Yo soy ésa.Pequeñita, y vestida con un traje de pedrería dorado y blanco, se acercaba a su gran noche. La viuda de España se convirtió en novia. "¡Guapa!" le gritaban; "¡Hermosa!" aplaudían, y un griterío histérico, que surgió cuando .las miradas la descubrieron, la acompañó hasta la entrada del cine Lope de Vega, donde se estrenaba la película.

MÁS INFORMACIÓN

La ovación fue igual de estruendosa para muchas de las caras conocidas que se congregaron: Miguel Bosé, Ana Belén, Victor Manuel, productor de la película; José Coronado, que apareció solo y con la cara visiblemente demacrada; y, cómo no, la infanta Cristina, que fue en representación de la Casa Real ya que la gala era en beneficio de la Fundación Reina Sofía.

En brazos de un galán

Minutos después una escena similar se repetía en la película, que es todo un monumento kitch a la canción española concebida además, y coplas aparte, para goce y disfrute plenamente morboso de ver a la viuda de España vestida de nuevo de novia y en brazos de un galán. La imagen de la noche parecía, incluso, una de aquellas antiguas que hoy vemos con nostalgia del NO-DO de los años 40 y 50, en que las estrellas de la copla española hacían películas y abarrotaban los cines.

A la popular tonadillera no le faltó de nada. También tuvo su fiesta en la discoteca Archy, donde se pasaban a través de vídeos secuencias de la película y donde se sustituyó el rap por la tonadilla. En la fiesta todos se saludaban y abrazaban y entre copa y copa comentaban "¡pero qué guapa está Isabel!".

La actriz Lydia Bosch se comía una chocolatina que amigablemente ofrecía a todo el mundo, y que todos rechazaban. Efisa Matilla, que actúa en la película, lucía un bustier de perlas que cubría con un maravilloso mantón de manila. Marina Saura, Rosa León, Juan Echanove, Jaqcqueline de la Vega, Loles León, Aitana Sánchez Gijón, Vicente Gómez, Iñaki Gabilondo, Carmen Rico-Godoy, María Asquerino, Lolita y Rosario Flores, nadie del espectáculo faltó a la cita con Isabel pantoja y su Yo soy esa. Isabel Pantoja no sólo fue la estrella de la noche sino hasta reina, al menos como decía aquel famoso y añejo concurso radiofónico, en reina por un día.

Yo soy ésa es una película concebida toda ella al servicio de Isabel Pantoja y en la que canta, nada menos, doce canciones y luce 22 vestidos despampanantes. Y todo esto, además de un marido, un novio y -un marqués que la pretenden... Una escena de confesionario y hasta un chute -no de ella-, sucede en los 94 minutos que dura la película. ¿Qué más se puede pedir? El éxito y el morbo están servidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de octubre de 1990