Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PREOCUPACIÓN POR EL MEDIO AMBIENTE

El 86% de los españoles cree que la contaminación es grave

Los encuestadós no aceptan que suban los impuestos para luchar contra el deterioro medioambiental

Una gran mayoría de la población española se muestra plenamente consciente de la gravedad del problema de la contaminación y de sus posibles consecuencias, pero más de la mitad es reacia a aceptar mas, impuestos sobre los automóviles y la gasolina para tratar de mejorar la situación, según una encuesta efectuada por el Instituto Demoscopia entre mayores de 18 años. El 86% piensa ahora que en España el problema de la contaminación es grave o muy grave, mientras que en una encuesta similar de 1974 se pronunciaba así el 55%.

MÁS INFORMACIÓN

Dos de cada tres españoles mayores de 18 años, es decir, el 62%, opina que a causa de la contaminación el clima global del planeta está cambiando, de acuerdo con los datos de la misma encuesta.Sin embargo, esta creciente conciencia ecológica de los españoles no llega hasta el punto de aceptar mayores impuesto sobre los coches y la gasolina, para hacer frente con esas tasas a los problemas de la contaminación.

El 51%. de los españoles se opone ahora a esa posibilidad, mientras que en 1972 rechazaba este planteamiento, el 56%. Sólo el 17% de los encuestados se muestra partidario de que se implanten mayores impuestos sobre los automóviles y la gasolina.

En 1972 esa idea era aceptada por el 18%.

Seis de cada diez españoles, el 56%, están en desacuerdo con la afirmación de que "se exagera mucho sobre la contaminación" mientras que hace menos de dos décadas no aceptaba esa frase el 32%. La conciencia de la gravedad del problema parece que ha aumentado significativamente.

Factores contaminantes

Los humos de la industria son mencionados en primer lugar en esta encuesta como factores contaminantes. Un 40% se pronuncia ahora en este sentido, mientras que en 1974 sólo lo hacia el 21%.

A los humos de la industria le siguen los humos de los vehículos a motor. Tanto ahora como en 1974 el 24% de los encuestados ha mencionado este factor de contaminación.

Asimismo, al tiempo que ha decrecido la mención a los malos olores, se ha duplicado en cambio la alusión a la destrucción de árboles y plantas como un importante elemento de degradación ambiental.

Numerosos encuestados achacan al ruido gran parte de las culpas en cuanto al empeoramiento del entorno. El 62% de los españoles considera que España es uno de los países más ruidosos del mundo.

Esta creciente conciencia acerca de los problemas medioambientales va asociada a un mayor espíritu crítico sobre las actuaciones de la Administración en estos casos, entendida la Administración tanto central como de las comunidades autónomas.

Ahora son tres veces menos numerosos que en 1974 (19% frente a 59%) los españoles que piensan que el Estado se ocupa eficazmente del problema de la contaminación. Igualmente, respaldan la gestión de los ayuntamientos en cuestiones ambientales el 24% de los encuestados, frente al 42% que lo hacía en 1974.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de octubre de 1990