Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN EL GOLFO

Protestas pacifistas en las dos bases durante la salida de los barcos

Medio centenar de jóvenes pertenecientes a organizaciones pacifistas lanzaron gritos -al otro lado de la verja que rodea el muelle de La Curra, en Cartagena- contra el envío de buques de guerra españoles al golfo Pérsico, mientras fuerzas de la Policía custodiaban el acceso a las instalaciones militares. Dos agentes golpearon a varios jóvenes durante la protesta. En Rota, unos 300 pacifistas se concentraron frente a uno de los accesos a la base para protestar por el embarque obligado de marineros de reemplazo en la fragata Santa María y en apoyo de una salida diplomática al conflicto del Golfo.

En su particular despedida, los congregados en Cartagena no dejaron de vocear lemas como "Ordóñez, González, Serra, id vosotros a la guerra", otros más agresivos del estilo de "oficiales a la borda, marineros al motín", o de corte satírico como "si hace calor, el Golfo será peor". Cuando uno de los manifestantes se abalanzó sobre un policía, dos agentes respondieron golpeando con sus porras a varios jóvenes hasta que sus propios compañeros les pidieron que se detuviesen, informa Charo Nogueira.Los llamamientos de los pacifistas a los marineros enrolados para que desertaran, difundidos durante toda la semana y reiterados en el acto de despedida, no surtieron efecto, y las corbetas partieron con toda su tripulación, También la coalición Herri Batasuna había llamado el pasado sábado a los marineros "vascos y españoles" a negarse a embarcar.

Dos de los manifestantes protagonizaron un incidente en el momento en que el jefe de la Zona Marítima del Mediterráneo, almirante Miguel García de Lomas, se disponía a embarcarse en una lancha patrullera para acompañar a las corbetas en su salida del puerto. Situados al otro lado de la verja, pero a escasamente un par de metros del almirante, los dos jóvenes lanzaron fuertes insultos contra la autoridad militar que presidía el acto sin que fueran respondidos por los oficiales que rodeaban a ésta.

Por otra parte, unos 300 pacifistas se concentraron ayer frente a uno de los accesos de la base de Rota, en Cádiz, para protestar por el embarque obligado de marineros de reemplazo en la fragata Santa María y en apoyo de una salida diplomática al conflicto del Golfo. La acción de protesta fue convocada conjuntamente por la Coordinadora de Organizaciones Pacifistas de Andalucía, por Izquierda Unida y por los sindicatos CC 00 y UGT. Los pacifistas, encabezados por Francisco Casero, secretario general de la Federación Ecologista y Pacifista de Cádiz, enarbolaron varias pancartas contrarias a la intervención naval de España en el conflicto y dibujaron una gran paloma blanca sobre el pavimento en las inmediaciones de la base naval. En una de las pancartas, que colocaron en la verja que delimita la base, se podía leer: "No a la intervención". Agentes del Cuerpo Nacional de Policía impidieron a los manifestantes que se acercaran a la base. No obstante, no se produjo ningún incidente digno de mención.

Sentadas y cánticos

La protesta se prolongó durante una hora, entre las 12.00 y las 13.00 horas de ayer. Paralelamente a la salida de la fragata Santa María, los pacifistas efectuaron, durante unos 15 minutos, una sentada frente a una de las puertas de acceso a la zona militar, y entonaron cánticos contrarios al envío de buques españoles al Golfo.

Juan Clavero, portavoz de la Coordinadora, destacó el clima "distendido" en que se había desarrollado la acción de protesta. Los pacifistas se desplazaron desde Rota a la base naval en una caravana de vehículos, lo que obstaculizó el tráfico diario de la carretera que une las localidades gaditanas de El Puerto de Santa María y Rota.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de agosto de 1990

Más información

  • Insultos al jefe de la zona del Mediterráneo