Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'sesentones'

La Quincena Musical donostiarra ha rendido homenaje a Cristóbal Halffter, Luis de Pablo y Carmelo Bernaola a través de su obra planística, tan difícil en los tres casos, a la que el uruguayo-español Umberto Quagliata dedicó muchas horas de su vida de pianista, con resultados largamente aplaudidos por'el público interesado que asiste a las manifestaciones del viejo casino, hoy Ayuntamiento.Estos sesentones -como son denominados cariñosamente, pues nacieron en 1930, igual que el sevillano Castillo y el gallego Groba- alcanzan la categoría de maestros y la condición de académicos sin renunciar a la aventura iniciadáa comienzos de los años cincuenta, con la que formaron lo que podríamos denominar "segundo renacimiento musical español" del siglo XX.

Las líneas de su pensamiento y de su lenguaje, tan diversificadas como coincidentes en algunos supuestos básicos, fueron expuestas por Quagliata a través del Cuaderno, de Luis de Pablo, cinco piezas fechadas en 1982; de tres piezas de Carmelo Bernaola escritas entre 1979 y 1982, y de dos obras de Cristóbal Halffter creadas en 1983 y 1984. Parte de esta producción nació con carácter concreto de homenaje a Arturo Rubinstein, en unos casos, y a Joaquín Turina, en otros, y toda ella, pese a lo que algunos se obstinan en mantener, resulta clara de intenciones, comunicativa y brillante de procedimientos, que sus autores han estudiado, calculado y realizado con detenimiento.

Nada, pues, de improvisación, aunque, a veces, aparezca ese talante como consecución lograda tras muchos días de trabajo. Cristóbal Halffter y Luis de Pablo estuvieron presentes en el homenaje, y, en unión de Quagliata, 25 años más joven, recibieron el cálido homenaje de los asistentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de agosto de 1990

Más información

  • MÚSICA