Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alcaldes de la sierra prefieren que la zona no sea parque natural

El proyecto de convertir la sierra norte madrileña en un parque natural va a encontrarse con la oposición de al menos 40 alcaldes de esta zona, que ayer manifestaron sus intenciones a Joaquín Leguina, presidente de la Comunidad, durante el almuerzo que compartieron. Leguina comenzó ayer la serie de visitas a los pueblos de la región en las que participa como pregonero en las fiestas, o inaugura servicios públicos fruto de las inversiones de su Gobierno.Leguina explicó a los alcaldes que el proyecto de declarar espacio protegido la sierra norte, propuesto por algunos partidos, políticos,. no ha llegado aún a la Asamblea de Madrid, y recalcó que mientras él ocupe la presidencia no se hará nada sin consultar a los pueblos afectados, ya que "es más importante implantar zonas verdes en el sur de la comunidad en vez de en el norte, donde existen suficientes áreas naturales".

Los responsables municipales solicitaron una mayor flexibilidad urbanística para ampliar su capacidad para recibir turismo. Algunos alcaldes manifestaron que el turismo de la sierra "está saturado", según informa la agencia Servimedia. La situación sanitaria y la pretensión del Canal de Isabel II de cobrarles el agua fueron otras de las quejas que expresaron.

Según el gerente de esta compañía, Roque Gistau, "los habitantes de la sierra norte, que nunca han pagado por el servicio de suministro de agua, deben acostumbrase a pagarlo para sufragar los gastos de depuración". Precisamente ayer fue inaugurada la estacion depuradora de aguas residuales del pantano de Riosequillo, que da servicio a cuatro localidades y que ha costado al Gobierno regional 500 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de agosto de 1990