Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN EL GOLFO

El último barril iraquí llega a Huelva en un barco noruego

El petrolero Hambra Harpoon se balanceaba ayer amarrado a la monoboya del puerto de Huelva, a casi siete kilómetros de la costa. Con él entraba en la refinería de La Rábida el último cargamento admitido de crudo del yacimiento de Kirkuk, producido por Irak. La descarga del petrolero, hecha precisamente en una refinería -la de Ertoil- propiedad de la Kuwait Investiment Office (KIO), implica el contrasentido de que las víctimas se abastecen con el petróleo de sus agresores.

El combustible fue cargado, según fuentes españolas, antes de que Naciones Unidas decretara el embargo. El petróleo fue adquirido a un precio situado entre 16,5 y 17 dólares por barril, mientras que poco después de la nueva crisis del Golfo el barril de crudo pasó a costar 27 dólares. La operación ha supuesto un ahorro de unos 9 millones de dólares (unos 900 millones de pesetas)."Es un barco de libre disposición de las refinerías, de bandera noruega, cargado antes de que se decretara el embargo. Los últimos barriles de crudo pertenecientes al protocolo de Estado hispano-iraquí se cargaron el 30 de julio pasado y ya fueron descargados en España", dijo una fuente de Sirecox, la empresa de comercio exterior que controla el 50% de las exportaciones españolas a Irak, y más de la mitad de las importaciones españolas desde este país.

La carga representa un tercio de las exportaciones anuales de crudo iraquí, que vende a España un total de 5.300.000 barriles de crudo al año. El barco fue cargado con un millón de barriles de petróleo el 5 de agosto pasado, exactamente un día antes de que la Organización de las Naciones Unidas decretara el embargo sobre el comercio de Irak, y tres días después de que el régimen de Sadam Husein invadiera Kuwait. El petróleo iraquí representaba hasta el 6 de agosto el 10% de las compras de crudo españolas, con más de cinco millones de barriles al año.

Un millón de barriles

La Comandancia del puerto de Huelva confirmó ayer a EL PAÍS que el barco arribó a Huelva con un millón de barriles de petróleo a bordo el domingo 12 de agosto, procedente de Turquía, y que terminaría su descarga hoy. El barco transportaba, por lo tanto, el último petróleo iraquí que fluyó por los oleoductos que atraviesan Turquía.

El barco estuvo durante toda la jornada de ayer descargando. El Hambra Harpoon es un buquetanque, de 273 metros de eslora. Arribó a la monoboya del puerto de Huelva el domingo por la tarde, a las 17.30 horas, con una carga contabilizada de 113.200 toneladas de crudo. La descarga concluyó a las 20.00 horas de ayer. El barco zarpará hoy rumbo a las Palmas.

La monoboya donde atracó el Hambra Harpoon está en alta mar, fuera de las instalaciones portuarias, y es la terminal de un oleoducto submarino de unos ocho kilómetros que se adentra en el polo químico de Huelva.

El buque procedía del puerto turco de Ceyoan y cargó el crudo con antelación al 6 de agosto, fecha en la que Sadam Husein decretó suspender el envío de. petróleo por uno de sus dos oleoductos que desembocan en el Mediterráneo a través del territorio turco. El segundo oleoducto, que permaneció en funcionamiento hasta el día 7 de agosto, fue cerrado ese mismo día, pero por las autoridades de Ankara.

Fuentes de la Comandancia Militar de Marina de Huelva precisaron que el buque disponía del correspondiente permiso de descarga de la Dirección General de la Marina Mercante, aunque con fecha de 9 de agosto. No obstante, otras fuentes indicaron que, pese a que la fecha de autorización es posterior al día en que se decretó el bloqueo al petróleo irakí, este tipo de autorizaciones se hace con suficiente antelación e, incluso, coincidiendo con las operaciones de carga en los puertos de origen.

España no ha sido el único destino del petróleo iraquí de última hora. Ayer un petrolero cargado con un millón de barriles de crudo iraquí atracó en las proximidades de una refinería de Mobil Oil en Nueva Jersey, informa France Presse. El petrolero Nausicaa, con bandera de Bahamas, partió de Turquía el 25 de julio.

El Gobierno español decidió la semana pasada proteger los activos de KIO de las manos iraquíes sometiendo cualquier transacción sobre ellos a la autorización previa del Ministerio de Economía y Hacienda. El Ministerio de Asuntos Exteriores español, por su parte, no ha tomado todavía posición sobre la polémica que dividía ayer a Estados Unidos y Francia, acerca de la interceptación de los petroleros iraquíes en el Golfo, dijo a EL PAÍS una fuente de la Oficina de Información Diplomática.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de agosto de 1990

Más información

  • KIO compró petróleo de Bagdad