Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yeltsin y Gorbachov supervisarán el programa para aplicar la economía de mercado en la URSS

El líder soviético, Mijail Gorbachov, y el presidente del Parlamento de Rusia, Borís Yeltsin, supervisarán personalmente las labores del grupo de trabajo, creado la pasada semana, para elaborar un programa conjunto de paso a la economía de mercado, según la disposición de Gorbachov publicada ayer por la prensa soviética. El acuerdo de crear este grupo fue logrado entre los dos dirigentes y los primeros ministros de la URSS y Rusia, Nikolái Rizhkov e Iván Siláiev, respectivamente, "para preparar un programa de transición a la economía de mercado, base del futuro tratado de la unión".

"Ésta es quizá la última opo rtunidad de detener los proceso de desintegración que práctica mente han paralizado la economía soviética", comenta Mijaíl Beguer, uno de los participantes en el reciente encuentro de Gorbachov con los economistas e intelectuales radicales. El acuerdo puede significar el fin de la confrontación entre Gorbachov y Yeltsin."El paso a la economía de mercado en ningún caso puede entenderse como algo separado de la preparación del nuevo tratado, llamado a garantizar la soberanía de las repúblicas de la URSS en las condiciones de un mercado soviético común", dijo el miembro -del Consejo Presidencial y economista Yevgueni Primakov en una entrevista al vespertino Izvestia.

De base para el nuevo pr0grama servirá el de 500 días preparado por la Federación Rusa. El grupo deberá "sintetizar tanto los materiales ya elaborados por el Gobierno de la URSS y por el Soviet Supremo de Rusia como las propuestas de las otras repúblicas federadas y las recomendaciones del grupo de análisis de las variantes alternativas de transición a la economía de mercado, que preside el académico Abel Aganbeguián", explica Primakov.

La creación de "una concepción común que tenga en cuenta la opinión de la república federada de mayor población, territorio y potencial económico" tiene una "importancia fundamental", opina Primakov refiriéndose al 500 días.

Cuatro etapas

Este programa prevé cuatro etapas, según explicó el presidente del Consejo Superior de Economía de Rusia, Mijaíl Bo-, charov. La primera, de 100 días, es preparatoria y prevé la elaboración de un sistema de garantías sociales, el comienzo de la desestataliz ación de la propiedad y el fin de las dotaciones y subsidios. En la segunda, de 150 días, se privatizará la economía, habrá reforma bancaria, tributaria y presupuestaria, se liquidarán los ministerios ramales, se introducirá la legislación antimonopólica, se venderán bienes estatales y acciones en divisas.

En la tercera etapa, de 150 días, en los que se da libertad al mecanismo de mercado, se levanta el control de precios y se introducen garantías sociales. Es posible aquí "una profunda caída de las ramas básicas de la economía". Se prevé regular el paro y la inflación y, en caso de 11 necesidad extrema", una reforma monetaria y congelar los ahorros de la población por 200-300 días.

Cuando empiece a "disminuir la caída de las ramas básicas" se podrá pasar a la última etapa, de 100 días, con programas "estabiliz adores selectivos: inversiones centralizadas para liquidar -las desproporciones, importaciones para bajar los precios y corrección de los programas sociales".

Un nacionalista, presidente de Armenia

La soberanía de la república y los destacamentos nacionalistas armados son los dos problemas a los que dará prioridad el nuevo presidente del Soviet Supremo (Parlamento) de Armenia, Levón Ter-Petrosián. Miembro del comité nacionalista Karabaj y líder del Movimiento Nacional Armenio, Ter-Petrosián, de 45 años, derrotó por 140 votos contra 80 al primer secretario del Partido Comunista armenio, VIadímir Movsisián.

Los destacamentos armados son el más serio problema de este momento, especialmente después de que el presidente soviético, Mijaíl Gorbachov, firmara el 25 de julio un decreto por el que ordenaba la disolución de todas las formaciones paramilitares ¡legales y la entrega de las armas. El Parlamento armenio, sin embargo, suspendió la semana pasada dicho decreto.

Ter-Petrosián declaró estar dispuesto a discutir en seguida la independencia con el Kremlin, para "estabilizar la situación" y resolver el problema de los destacamentos armados "sin la intervención de Moscú". Según el dirigente, éstos se someterán a las nuevas autoridades del Movimiento Nacional Armenio. La última acción de los guerrilleros armenios fue un ataque el jueves pasado contra la sede del KGB de Ararat. Murieron un militar y un atacante.

El objetivo de los guerrilleros es apoderarse de armas. Se definen como "defensores del pueblo armenio" contra los azeríes en su disputa por Nogorni Karabaj. Ter-Petrosián es partidario de que esta provincia autónoma pase a jurisdicción de Armenia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de agosto de 1990

Más información