Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EDUCACIÓN

Crece en las universidades la tendencia hacia las licenciaturas de cuatro años

La firme oposición de las facultades de Biológicas a la pretensión de reducir su licenciatura de cinco a cuatro años determinó que la Administración traspasara a las universidades la decisión de fijar el número máximo de créditos de cada carrera y, en definitiva, su duración. Aquella protesta, que se prolongó durante varios meses del curso pasado, influyó en que pocas universidades se mostraran dispuestas a secundar la iniciativa de las universidades de Cataluña, verdaderas pioneras de la idea de acortar la duración de las carreras. Transcurrido un año, esa idea cobra cada vez más fuerza.

El ejemplo más claro de la inclinación actual de las universidades por las licenciaturas de cuatro años es el de las facultades de Ciencias Económicas y Empresariales. El decano de Económicas de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa, confirma que, a lo largo del último año, se ha producido un cambio de postura bastante notable entre gran parte de sus colegas en relación con esta cuestión.Berzosa, que es coordinador de la Conferencia de Decanos de Económicas y Empresariales de toda España, dice que, aunque su propia facultad y las restantes de Madrid, no han adoptado todavía una decisión institucional al respecto, son varias las que, en la última reunión, celebrada a finales de junio pasado, anunciaron su abierta inclinación por la licenciatura de cuatro años, modificando así la postura contraria que algunas de ellas habían mantenido anteriormente.

En concreto, y aparte de las facultades de las dos universidades de Cataluña, cuya posición ante la cuestión de los cuatro años es clara desde hace ya mucho tiempo, participan del mismo criterio las de Alicante, Valencia, Valladolid y Salamanca. Las de Oviedo y Bilbao parecen firmemente decididas a mantener la actual duración de cinco años y otras, en fin, al igual que las de la Complutense y la Autónoma de Madrid (en esta situación se encuentran las de Zaragoza, Sevilla y Alcalá de Henares) aún no han llegado a un acuerdo definitivo.

La asamblea de decanos de Económicas y Empresariales, que no suele adoptar decisiones de carácter vinculante, lo que sí ha acordado, ante la fase decisiva de elaboración de los nuevos planes de estudios, es recomendar la distribución semestral o cuatrimestral de los créditos de las asignaturas.

"Esta circunstancia", según Berzosa, "resta importancia a la cuestión de los cinco o los cuatro años, porque, con el tiempo, no podrá hablarse con rigor de cuatro o cinco cursos al romperse, en cierto modo, la estructura tradicional de los años académicos tal y como hoy se conciben". En este sentido, los decanos de Económicas son partidarios de intentar que los planes de estudios posibiliten que el alumno se marque su propio ritmo para la realización de la carrera, de tal manera que si ésta ha de tener una duración total de 300 créditos, el alumno, al matricularse, pueda determinar si quiere cursar 60 o 75 en cada año académico.

Créditos mínimos

Otra recomendación de la Conferencia de Decanos de Económicas es, según su coordinador, la de intentar no sobrepasar los 300 créditos en el total de la carrera, que es el número mínimo recomendado por el Consejo de Universidades en sus directrices generales.Elisa Pérez Vera, secretaria general del Consejo de Universidades, también confirma que "se está abriendo paso entre las universidades la idea de aproximar la duración de muchas licenciaturas, no sólo las de Económicas y Empresariales, a lo que es habitual en la mayor parte de las universidades de otros países".

El propio ministro de Educación y Ciencia, Javier Solana, manifestó recientemente, tras el último pleno del Consejo de Universidades, que tal vez muchos se soprenderán ante el elevado número de universidades que acabarán inclinándose por los cuatro años. El ministro dijo que ello redundará en beneficio de una potenciación de los estudios de tercer ciclo (de doctorado y especialización) que, en su opinión, constituyen probablemente el aspecto más débil de la enseñanza universitaria en el momento actual.

De momento, dos universidades, la Pompeu Fabra de Barcelona y la Carlos III de Madrid, cuya reciente creación les permite el privilegio de arrancar de cero, prevén cuatro años de duración para sus licenciaturas en Ciencias Económicas y en Ciencias Empresariales en los planes de estudios que han sometido ya a la Administración para su homologación oficial.

Esta sanción se halla pendiente únicamente de que se publiquen en el Boletín oficial del Estado las materias troncales y contenidos mínimos de las carreras que ya han sido fijados por el Consejo de Universidades.

La reforma de los planes de estudios universitarios provocará, en todo caso, la reducción en un año de la duración de las ingenierías superiores que se imparten en la Universidad Politécnica de Madrid, donde tradicionalmente ha sido de seis años. Su rector, Rafael Portaencasa, dice esta decisión que fue recibida a regañadientes inicialmente, ha sido aceptada finalmente como algo conveniente y positivo.También en este campo existía una diferencia con las ingenierías impartidas en Cataluña, donde la duración de estos estudios es de cinco años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de julio de 1990