Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nao y las dos carabelas del V Centenario zarparán el 3 de agosto en un viaje de prueba

Las réplicas de las naves de Cristóbal Colón repetirán en 1992 la ruta del Descubrimiento

Las réplicas de las tres naves de Cristobal Colón construidas por la Comisión Nacional del V Centenario iniciarán el próximo 3 de agosto en Palos de la Frontera un viaje de prueba por las costas españolas, 498 años después de que las naves originales salieran del mismo punto en busca de un incierto nuevo mundo. En 1992, las nuevas Santa María, Pinta y Niña surcaran la llamada Ruta del Descubrimiento y, una vez en América, se constituirán en embajada cultural entre los dos continentes. La tripulación estará compuesta por marineros profesionales y aficionados.

Cristóbal Colón anotó en su bitácora que la Pinta era la de mejor andar de las tres carabelas (en realidad, una nao y dos carabelas). Pero la Comisión Quinto Centenario, que presentó ayer en Madrid las maquetas de las tres naves, estima que las réplicas construidas artesanalmente en tres astilleros españoles son de buen andar las tres.El proyecto de las carabelas tiene tres fases. La primera, la de la investigación y la construcción, ha significado 450 millones de pesetas. Desde 1983, historiadores e ingenieros navales han recopilado toda la documentación existente en archivos y bibliotecas sobre las tres naves adelantadas. "En 1983 comenzamos este complejo proyecto. No se conservan los planos de la construcción, pero nos hemos basado en toda la información de la época. Éstas no son réplicas de museo, sino que navegarán por las aguas", explicó Luis Yáñez, secretario general para la Cooperación Internacional e Iberoamericana.

Las otras dos fases son las más costosas: los itinerarios y los programas culturales, que todavía no están a punto. La comisión ha buscado patrocinios privados para sacar adelante estas etapas del programa y ya se han cerrado las negociaciones con Texaco y con el grupo Thyssen.

En la construcción de la Santa María se emplearon 270 metros cúbicos de madera de roble y de pino, y 10 carpinteros de ribera trabajaron durante 17 meses. La comisión señaló que esta nave es la más conocida del mundo después del arca de Noé. Antes de zarpar rumbo a las Indias, en 1492, la Santa María era un buque dedicado al comercio y no tenía más que un camarote, que utilizó el almirante Colón. La Armada se preocupó de encontrar los mejores carpinteros de ribera, aquellos que conservaran todavía el oficio a través de la transmisión oral de padres a hijos, por toda la costa y los astilleros españoles.

Carpinteros

Actualmente, los carpinteros elegidos están construyendo otras tres carabelas que se exhibirán durante los seis meses que dure la Expo 92, mientras las otras recorran las costas este y oeste de América.La tripulación ha sido escogida directamente por el capitán de corbeta Santiago Bolíbar entre marineros y aficionados. "Para ellos será más difícil manejar las embarcaciones que para la tripulación del siglo XV porque ya no existe el hábito de manejar estas naves", señaló el ingeniero naval José Luis López Martínez. Y agregó: "Si supiéramos las diferencias que existen entre estas réplicas y las carabelas de Colón, las habríamos corregido. Pero sí puedo decir que estas naves son naves del siglo XV".

La Santa María, la Pinta y la Niña iniciarán el recorrido por toda la costa española el 3, de agosto próximo. Yáñez indicó que la Reina ha manifestado su interés en participar en la travesía por la costa balear. En 1991, las carabelas izarán velas rumbo a Estados Unidos, con pabellón español. "Son los ayuntamientos y las organizaciones culturales de cada una de las ciudades que visitaremos las que patrocinarán la travesía", aseguró Yáñez. Para 1992 está contemplada la reproducción de la ruta marítima que siguió Colón. "Pero solamente la primera parte será una copia exacta, desde que sale del puerto de Palos y llega al Caribe. Después el guión es libre".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de julio de 1990