Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yeltsin, a favor de que el Congreso del PCUS se retrase hasta el otoño

Borís Yeltsin, presidente del Parlamento de Rusia, se declaró ayer a favor de retrasar hasta el próximo otoño el 28º Congreso del Partido Comunista Soviético (PCUS), cuyo comienzo está previsto oficialmente para el 2 de julio próximo en el Kremlin.

En una concurridísima conferencia de prensa. Yeltsin apoyó los intentos de los sectores reformistas del PCUS de retrasar el 28 Congreso del PCUS, a la vista del cariz conservador del reciente Congreso constituyente del Partido Comunista de Rusia y la previsión de un ambiente semejante en el máximo foro del PCUS el día anterior, una agencia de noticias estonia había revelado que Vadim Medvedev, el secretario del Comité Central encargado de ideología, había telefoneado a los comunistas de Estonia para consultarles sobre un eventual retraso del Congreso. "Yo me inclino por retrasar el Congreso para prepararlo de una forma más profunda y fundamental y no tan apresuradamente" como el de los comunistas rusos, dijo Yeltsin. " Gorbachov también es culpable", señaló acusando al presidente de la URSS de haberse "dejado desbordar" por sus tareas presidenciales y no haber prestado suficiente atención a los preparativos de la conferencia del Partido Comunista Ruso -después convertida en Congreso Constituyente- y el 28 Congreso del PCUS.

Desde distintos lugares de Rusia, decenas y decenas de organizaciones del PCUS hacen saber su rechazo del Partido Comunista Ruso y su intención de no subordinarse a él.

Aludiendo al carácter conservador de los delegados rusos. Yeltsin dijo que "Gorbachov ya tiene la respuesta" por no haberse dedicado a los foros del Partido. Yeltsin dejó bien claro que los sectores conservadores están dispuestos a que el 28 congreso del PCUS sea ahora. La decisión de retrasar el Congreso del PCUS sólo confirmo la fecha del próximo pleno, que de celebrarse deberá iniciarse antes del martes, pero señalo que éste "será muy difícil" y habrá verdadera lucha".

El presidente de Rusia no escondió su antipatía hacía Iván Polozkov, el primer secretario del Partido Comunista Ruso. " No tengo intención de arrimarme a la derecha", dijo Yeltsin .El político consideró la elección de Polozkov como una decisión inesperada", y reiteró su intención de colaborar con Gorbachov. " Ambos nos hemos dado la mano. En el futuro nuestra colaboración debe fortalecerse y profundizarse", señaló.

Rusia quiere tener un ministro de Defensa que sea un civil, sin ministerio pero con un equipo de asesores en permanente contacto con el Ministerio de Defensa de la URSS, y también mantener conversaciones con las otras repúblicas soviéticas para firmar tratados bilaterales, dijo Yeltsin.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de junio de 1990