Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La declaración objetiva singular de comerciantes y profesionales variará según el sector ecónomico

La reforma de la declaración objetiva singular (DOS) contemplará diferentes tipos de imposición, según anunció ayer el secretario de Estado de Hacienda, José Borrell. En la actual normativa, la DOS es la misma para todos los que se acogen a ella. Borrell, que reafirmó "la exquisita neutralidad de Hacienda" en el proceso de fusión de La Caixa y la Caixa de Barcelona, se reunió ayer con la Asociación de Periodistas de Información Económica de Cataluña, para comentar algunos aspectos de la reforma del IRPF.

El secretario de Estado de Hacienda afirmó que la reforma de la DOS no entrará en vigor en el próximo ejercicio fiscal, dada la complejidad de su modificación. Ahora, todos los contribuyentes que se acogen a este sistema tienen la misma tributación proporcional, que es de un 22% de la facturación en pesetas. Borrell destacó que en este sector, formado por tres millones de contribuyentes, es donde se ha detectado una de las mayores bolsas de fraude fiscal. Por un lado, los comerciantes tienden a declarar a la baja el volumen de su facturación, para ocultar una parte de sus ingresos. Pero esto tiene como consecuencia un segundo fraude, ya que al declarar menos ventas se oculta también una parte de las compras y, por consiguiente, no se carga el IVA en esa parte de compras opacas.La intención de Hacienda es reformar a fondo la normativa de la DOS, de forma que no todos los sectores que se acogen a la misma (bares, peluquerías, comerciantes liberales) tengan una tarifa unificada.

Borrell, que por la mañana se reunió con el conseller de Economía de la Generalitat, Macià Alavedra, reiteró "la exquisita neutralidad de Hacienda" en el proceso de fusión de la supercaixa.

Reforma del IRPF

El secretario de Estado se mostró partidario de modificar la normativa de forma que cada empresa se autoevalúe las plusvalías por revalorización de inmuebles, que no gozarían de exenciones fiscales, pero el pago del impuesto sobre plusvalías de actualización de inmuebles no se devengaría hasta el momento de la venta del inmueble en cuestión.

Respecto a la próxima reforma del IRPF, Borrell señaló que se eliminarán algunas de las exenciones del impuesto de sociedades, con objeto de que el tipo efectivo medio actual del 26% (lo que pagan como media las empresas por este impuesto) se acerque más al tipo nominal, que es del 35%.

El secretario de Estado señaló que se está estudiando la posibilidad de crear un impuesto finalista para la gasolina, de forma que la reacudación de este tributo en concreto se destinara a la mejora de las infraestructuras viarias y de las comunicaciones de las ciudades. "Sería la solución ideal, pero el problema de los impuestos finalistas es que si creas uno se produce una reacción en cadena para exigir nuevos impuestos de este tipo. De momento, parece imposible que este proyecto pueda concretarse en un nuevo impuesto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 1990

Más información

  • Borrell reafirma "la exquisita neutralidad de Hacienda" sobre la 'supercaixa'